• El enviado especial de la ONU para el proceso de paz en Oriente Medio, Nickolay Mladenov, habla en una sesión del Consejo de Seguridad, 17 de enero de 2017.
Publicada: viernes, 24 de marzo de 2017 23:20

La ONU ha denunciado que el régimen de Israel no acata la resolución que impide la construcción de asentamientos ‘ilegales’ en los territorios palestinos.

“No se ha dado ningún paso durante el periodo analizado”, ha manifestado este viernes el enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para el proceso de paz en Oriente Medio, Nikolay Mladenov.

Esto viene pese a que la resolución, aprobada el pasado 23 de diciembre por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), insta a Israel a cesar toda actividad en los asentamientos en territorios palestinos ocupados, ha subrayado.

(Israel) no se ha dado ningún paso durante el periodo analizado”, deplora el enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para el proceso de paz en Oriente Medio, Nickolay Mladenov.

En su primer informe relativo al cumplimiento del texto presentado ante el CSNU, Mladenov ha arremetido contra el régimen de Tel Aviv por no cumplir las medidas requeridas por el organismo internacional para cesar la construcción de viviendas ilegales en tierras palestinas, incluido en Al-Quds (Jerusalén).

 

En este sentido, ha pedido a las autoridades israelíes que cesen sus políticas expansionistas, y dejen de ignorar los llamamientos del mundo a este respecto, calificando de “profundamente preocupante” el aumento de los anuncios sobre “asentamientos ilegales” visto en enero.

La resolución aprobada el pasado diciembre por el Consejo de Seguridad, la primera en años sobre el conflicto palestino-israelí, calificaba las colonias como una “flagrante violación de la ley internacional” y urgía a dar pasos para cesar su expansión, aunque hasta el momento “esos pasos no se han dado”.

Mladenov ha evocado que en enero pasado y después de la aprobación de la resolución 2334, Israel anunció la construcción de 2500 viviendas en Cisjordania y dio permisos para centenares más, añadiendo que luego en febrero el parlamento israelí aprobó la llamada ley de regularización, que permite legalizar alrededor de 4000 casas construidas en tierras propiedad privada de palestinos en colonias en Cisjordania.

El funcionario de la ONU ha mostrado la preocupación de la ONU por la recién mencionada legislación, para después asegurar que contraviene las normas internacionales: “déjenme reiterar que Naciones Unidas considera todas las actividades de asentamientos ilegales bajo la ley internacional y uno de los principales obstáculos para la paz” entre israelíes y palestinos.

Actualmente, más de 570.000 colonos israelíes viven en 120 asentamientos ilegales construidos en suelo palestino. La comunidad internacional considera “ilegales” estas colonias, pero el régimen de Tel Aviv ignora todo tipo de condena.

zss/ktg/hnb

Commentarios