• El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg.
Publicada: miércoles, 9 de diciembre de 2015 1:08

El secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, aboga por una solución diplomática a la disputa entre Irak y Turquía.

El jefe de la OTAN, en un contacto telefónico con el primer ministro de Irak, Haidar al-Abadi, le pidió el martes resolver "por medios diplomáticos" la controversia surgida a raíz del ingreso de tropas turcas en suelo iraquí sin la autorización de Bagdad.

A principios de diciembre, Turquía desplegó cientos de soldados en la localidad iraquí de Bashiqa (diez kilómetros al norte de Mosul), que está bajo el control del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), so pretexto de que iba a entrenar a las fuerzas kurdas.

Stoltenberg, a su vez, reafirma "el apoyo de la OTAN a la soberanía iraquí", insistiendo en que "compartirá con todos los aliados de la OTAN" las "preocupaciones" de Irak, informa una fuente aliada al tanto de la conversación sostenida este martes.

"El secretario general de la OTAN ha hablado por teléfono con el primer ministro iraquí. Durante su conversación le ha subrayado la importancia de resolver la cuestión vía medios diplomáticos entre Irak y Turquía", explica a la agencia de noticias Europa Press una fuente oficial de la Alianza Atlántica.

"El secretario general de la OTAN ha hablado por teléfono con el primer ministro iraquí. Durante su conversación le ha subrayado la importancia de resolver la cuestión vía medios diplomáticos entre Irak y Turquía", explica a la agencia de noticias Europa Press una fuente oficial de la Alianza Atlántica.

El primer ministro de Irak, Haidar al-Abadi.

 

Horas antes, Al-Abadi había llamado a Stoltenberg para exigirle que ordenara a Turquía, como miembro de la Alianza, que retirase sus tropas del territorio iraquí.

"La OTAN debe usar su autoridad para ordenar a Turquía que se retire inmediatamente del territorio iraquí", reza un comunicado del Gobierno de Bagdad, que dio un plazo de 48 horas a Ankara para abandonara suelo de Irak.  

Turquía anunció que había detenido el despliegue de tropas en el norte de Irak, pero que no tiene la intención de replegar a las fuerzas que ya tiene allí, según explicó el ministro de Asuntos Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu.

No obstante, los medios de comunicación turcos estiman que Ankara planea instalar una base en esa zona. “Turquía está estableciendo una base en la región Bashiqa de Mosul con 600 soldados”, notificó el diario turco Hurriyet.

A raíz de la controversia entre Ankara y Bagdad, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) se reunía el martes, a solicitud de Rusia, que considera "ilegal" la presencia de tropas turcas en territorio iraquí sin el consentimiento del país árabe.

ncl/nii/

Comentarios