• Soldados estadounidenses en una base aérea en la provincia de Kirkuk en el norte de Irak, 29 de marzo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: martes, 31 de marzo de 2020 14:02

La Resistencia de Irak afirma que EE.UU. ha emprendido una “guerra psicológica”, como parte inicial de una gran operación contra Al-Hashad Al-Shabi.

Recientemente, los medios estadounidenses han reportado que Washington está urdiendo un plan de ataque contra las posiciones de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), integradas oficialmente en las Fuerzas Armadas de Irak.

Al respecto, el diario estadounidense The New York Times ha publicado esta semana una nota en la que informa de una orden emitida a los mandos militares por el Departamento de Defensa de EE.UU. (el Pentágono) para que planeen una escalada de combates en el territorio iraquí.

“Los estadounidenses esperan presionar a Irak, mediante una guerra psicológica contra las fuerzas de Resistencia y los movimientos de la Resistencia Islámica, pues hasta el momento ha fracasado la mayoría de los escenarios que EE.UU. podía haber implementado en Irak (…)”, se lee en un reporte de Fares al-Yaser, miembro del buró político del Movimiento Hezbolá Al-Nuyaba, vinculado a las Al-Hashad Al-Shabi.

Para Al-Yaser, la orden del Pentágono podría constituir una oportunidad para que el Gobierno de Donald Trump “huya hacia adelante” en momentos que enfrenta la crisis del COVID-19 y está bajo un aluvión de críticas por la mala gestión de esta pandemia.

 

Al-Yaser, asimismo, ha señalado que EE.UU. está reuniendo a sus tropas dispersas en Irak en sus principales bases en el territorio del país árabe, es decir Ain Al-Asad y Al-Harir, con el fin de brindar una plena protección a estos centros militares.

Efectivamente, de acuerdo con los últimos reportes, las tropas estadounidenses han evacuado algunas “unidades innecesarias” en las provincias de Al-Anbar y Kirkuk y se han trasladado a sus bases cerca de la frontera de Siria.

Los medios iraquíes, del mismo modo, informaron que las tropas estadounidenses han desplegado sistemas antimisiles Patriot para “proporcionar cobertura de seguridad  a sus fuerzas”, evaluó Qusay al-Anbari, director de la oficina de la Organización Badr en la provincia de Al-Anbar.

Las fuerzas populares iraquíes, no obstante, aseguran que vigilan todos los movimientos de las tropas estadounidenses y están al tanto de sus planes, dentro y fuera de Irak.

Además, los combatientes populares han expresado su disposición para hacer frente a cualquier ataque de WashingtonLos grupos de la Resistencia (…) cuentan con el poder y altas capacidades para hacer frente a las fuerzas estadounidenses”, recalcó el lunes Muhamad Mohiyi, portavoz del Movimiento de Resistencia Islámica de Irak, conocido como Kataib Hezbolá.

En este sentido y debido a los nuevos complots tramados por EE.UU. en el territorio iraquí, las fuerzas de la Resistencia han realizado simulacros militares para estar preparados ante la amenaza enemiga y una posible guerra con las fuerzas estadounidenses.

tqi/ncl/rba