• Las fuerzas iraquíes celebran sus avances en los barrios occidentales de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak.
Publicada: viernes, 31 de marzo de 2017 20:59
Actualizada: viernes, 31 de marzo de 2017 21:47

Los iraquíes acorralan a los terroristas del EIIL en el oeste de Mosul y llegan a 100 metros de la Gran Mezquita de Al-Nuri, tribuna de su líder Al-Bagdadi.

Las fuentes militares iraquíes han informado este viernes del gran avance de las fuerzas del país en su ofensiva antiterrorista en la parte occidental de la ciudad de Mosul, norte del suelo iraquí y último bastión del EIIL (Daesh, en árabe) en Irak.

Según han detallado las citadas fuentes, las tropas iraquíes se encuentran a solo 100 metros de la Gran Mezquita de Al-Nuri, donde en 2014 apareció el líder terrorista Ibrahim al-Samarrai, alias Abu Bakr al-Bagdadi, y ofreció su único discurso en público.

Los terroristas no tienen otra opción que suicidarse o ser matados por nosotros (…) Está muy cerca su fin”, ha enfatizado Shaker Alwan al-Jafayi, un comandante policial iraquí.

Las fuerzas iraquíes, han proseguido, han repelido un gran ataque de Daesh contra la parte occidental de la histórica mezquita, la cual fue construida en el siglo XII y está ubicada en el casco viejo de Mosul y en la orilla derecha del río Tigris.

El minarete de la Gran Mezquita de Al-Nuri (izda.), donde el líder de Daesh anunció la formación de un califato (estado) de facto en la región.

 

En este sentido, el comandante de la Policía Federal iraquí, el general Raed Shaker Jawdat, ha explicado que el cerco de las fuerzas iraquíes a la mezquita se estrecha incesantemente y en diferentes frentes.

“Daesh ha perdido todas sus vías de contacto, suministro y ayuda hacia el exterior”, ha resaltado el titular castrense iraquí para después estimar que entre el 25 y el 30 por ciento del oeste de Mosul está en las garras del grupo extremista.

En tanto, reconociendo la superioridad de las fuerzas iraquíes en el campo de batalla y la pérdida de buen número de los altos miembros y equipamientos de la banda, los cabecillas de Daesh han ordenado a sus elementos huir de la ciudad.

“Los terroristas no tienen otra opción que suicidarse o ser matados por nosotros (…) Está muy cerca su fin”, ha enfatizado Shaker Alwan al-Jafayi, un comandante policial iraquí.

tas/ctl/nal