• Palacio de la Moncloa, sede del Ejecutivo español, en Madrid (capital).
Publicada: jueves, 5 de octubre de 2017 6:35
Actualizada: jueves, 5 de octubre de 2017 22:04

El Gobierno de España ha rechazado tajantemente el llamado a la mediación del presidente de la Generalitat (Gobierno regional de Cataluña), Carles Puigdemont.

“La negociación en democracia solo tiene un camino, el camino de la Ley. Si el señor Puigdemont quiere hablar o negociar, o quiere enviar mediadores, sabe perfectamente lo que debe hacer antes: volver a la senda de la Ley, que nunca debió abandonar”, precisó el miércoles el Gobierno español a través de un comunicado.

De hecho, Madrid respondía así a Puigdemont, quien la misma jornada del miércoles había criticado la falta de voluntad de diálogo de Madrid y denunciado que hasta el momento no había recibido ninguna respuesta positiva del Estado a las opciones de mediación presentadas desde la Generalitat.

El Gobierno de Rajoy dejó claro que no va a “negociar ninguna ilegalidad” ni “aceptar ningún chantaje” y pidió a Puigdemont que “retire la amenaza de ruptura”, en referencia a una posible declaración unilateral de la independencia de Cataluña.

Pese a que Madrid tachó de ‘ilegal’ la celebración de una consulta secesionista, como estaba planeado, el pasado domingo, se realizaron las votaciones que, conforme a las autoridades catalanas, el 90 % de 2,2 millones de catalanes (42 % del censo) dijo ‘sí’ a una Cataluña soberana en forma de república.

La negociación en democracia solo tiene un camino, el camino de la Ley. Si el señor Puigdemont quiere hablar o negociar, o quiere enviar mediadores, sabe perfectamente lo que debe hacer antes: volver a la senda de la Ley, que nunca debió abandonar”, enfatiza el Gobierno español en un comunicado.

Según el texto, el presidente de la Generalitat debe evitar “más daños y más fractura” ya que, argumenta, desde fuera de Cataluña —región en el noreste de la península ibérica— se reclama un regreso a los cauces legales.

Además, el comunicado de la Moncloa hace alusión a las críticas de Puigdemont al reciente discurso del rey Felipe VI por no haber apelado al diálogo.

Puigdemont “a cada llamada a la sensatez, responde con un desplante (...) ha perdido esta noche la oportunidad de devolver a Cataluña a la senda de la convivencia y de la Ley.  Lejos de ello, ha seguido avanzando en su proyecto de radicalidad, aislamiento y desafío a las instituciones”, reza la nota.

Pese a las amenazas del Gobierno central de España, presidido por Mariano Rajoy, Puigdemont aseguró el martes que, “en cuestión de días”, Cataluña declarará su independencia de España.

ftn/ncl/hnb

Commentarios