• Un efectivo español en las maniobras Brilliant Jump 16.
Publicada: domingo, 11 de junio de 2017 21:16

Unos 300 soldados españoles llegaron a Letonia para unirse a las misiones de la OTAN a fin de blindar el este de Europa cerca de las fronteras con Rusia.

El contingente de tropas españolas se unirá al batallón de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) de unos mil efectivos en el marco de las rotaciones planificadas en la región báltica para hacer frente la supuesta agresión rusa.

Los soldados españoles arribaron el domingo a Riga (capital de Letonia) y su equipamiento pesado, que incluye vehículos blindados y carros de combate, fue descargado ese mismo día en el puerto de la capital letona para ser trasladados después a la base militar de Adazi, unos 30 kilómetros al norte de Riga.

Según los medios locales, está previsto que las tropas españolas —en su mayoría de la Brigada de Infantería Mecanizada Extremadura XI, con sede en la Base General Menacho— permanezcan seis meses en el país báltico, donde han llegado casi al mismo tiempo cerca de 200 soldados polacos.

Los miembros de la Alianza Atlántica acordaron hace un año en una cumbre celebrada en Varsovia (capital polaca), desplegar cuatro batallones multinacionales, en Polonia y las tres repúblicas bálticas, como medida principal para reforzar militarmente el este de Europa frente a las supuestas amenazas de Rusia.

En los últimos meses, los países miembros de la OTAN han incrementado nuevas tropas, equipadas con armas defensivas y ofensivas, a sus contingentes en Europa Oriental.

En Lituania se encuentra un batallón de mil soldados procedentes de Alemania, Bélgica, Luxemburgo, los Países Bajos y Noruega. En Polonia, Letonia y Estonia también están desplegados grupos de combate del Reino Unido y Canadá.

Asimismo, más de 1100 uniformados, entre ellos 900 estadounidenses, están en Polonia. “Esto es una misión, no es un ciclo de actividades de formación”, reconoció el teniente coronel del Ejército de estadounidense Steven Gventer.

A su vez, Moscú asegura que el despliegue masivo de tropas de la OTAN cerca de sus fronteras amenaza la seguridad de Rusia y, por tanto, ha tomado una serie de contramedidas.

En medio de las crecientes tensiones entre Moscú y el Occidente, el Ejército de Rusia ha llevado recientemente sus misiles antiaéreos de última generación a la región occidental del Báltico

“Para contrarrestar estas amenazas, nos vemos obligados a reforzar nuestras defensas aéreas y misilísticas (…)”, dijo el presidente del Comité de Defensa y Seguridad del Consejo de la Federación (Senado) de Rusia, Victor Ozerov.

alg/ncl/fdd/hnb

Commentarios