• Nasralá alerta: Partido Fuerzas Libanesas busca crear guerra civil
Publicada: lunes, 18 de octubre de 2021 18:52
Actualizada: miércoles, 20 de octubre de 2021 12:02

El líder de Hezbolá, Seyed Hasan Nasralá, dice que el movimiento cuenta con 100 000 combatientes preparados, y advierte sobre un complot para una guerra civil.

En declaraciones ofrecidas este lunes durante un discurso televisado con motivo del aniversario del natalicio del Profeta del Islam (la paz sea con él), el dirigente del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) ha alertado de que los enemigos buscan provocar una guerra civil en el país.

Tras condenar el ataque terrorista del pasado jueves en Beirut, capital libanesa, Nasralá ha asegurado que el partido proestadounidense Fuerzas Libanesas quiere presentarse como protector de los cristianos, mientras trata de convencer a sus seguidores de que Hezbolá es un enemigo que intenta atacar sus ciudades y cambiar su identidad.

Hay un partido en El Líbano que quiere que el pueblo de Dahiya (al sur de Beirut) esté siempre preocupado y que muestra al pueblo [chií] como el enemigo de los cristianos libaneses”, ha recalcado.

El partido Fuerzas Libanesas favorece a los intereses de los foráneos

No obstante, Nasralá ha puesto énfasis en que lo que Fuerzas Libanesas está buscando realmente es solo beneficiar los intereses de algunos países extranjeros en el territorio libanés. “El verdadero plan de este partido es crear una guerra civil que conducirá a un cambio en la estructura de la población”, ha señalado.

En este contexto, el líder de Hezbolá ha aseverado que de hecho, a ese partido no le importa si ocurre un conflicto militar o una guerra civil en El Líbano, ya que fue el mismo líder de Fuerzas Libanesas, Samir Geagea, quien inició el tiroteo del jueves en Beirut, que mató a siete personas.

Conforme a Nasralá, el partido ultraderechista ofreció en 2017 a Thamer al-Sabhan (el entonces ministro saudí) participar en la guerra civil libanesa, además de traicionar a su propio aliado, Saad Hariri, el ex primer ministro libanés, cuando fue detenido en Arabia Saudí y tenía la intención de desestabilizar la situación interna en el país.

Tras precisar que el partido Fuerzas Libanesas no abandonará su vieja estrategia de crear una guerra civil, Nasralá ha puesto de manifiesto que el referido método del partido de Geagea allanó el camino para la reciente masacre en Beirut. “Le hemos dado toda la autoridad al Ejército y al Gobierno libanés para manejar este tema”, ha puntualizado.

Presentar a Hezbolá como enemigo es una ilusión

El alto responsable de Hezbolá, dirigiéndose al pueblo libanés, entre ellos los cristianos, ha destacado que presentar al movimiento de Resistencia como enemigo es una “ilusión”, una “mentira” y una “calumnia” realizada por los partidos pro-occidentales de El Líbano.

En este marco, ha señalado que el partido Fuerzas Libanesas es una tapadera para los terroristas del Frente Al-​Nusra (autodenominado Frente Fath Al-Sham) y las demás bandas takfiriés que se encuentran en El Líbano y en Siria, mientras que, ha agregado, Hezbolá y sus aliados en Siria fueron los que brindaron apoyo al pueblo cristiano en el territorio sirio contra los extremistas.

Hezbolá tiene 100 000 combatientes preparados para defender El Líbano

Nasralá ha subrayado que Hezbolá nunca ha provocado tensiones en ninguna parte, sino siempre ha buscado la paz y la seguridad del país árabe, reduciendo los conflictos con los partidos libaneses.

En este sentido, refiriéndose a que los cálculos de los líderes del partido de Fuerzas Libanesas están equivocados, ha apuntado que los combatientes del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano están entrenados para defender a su país y no para inciar una guerra civil.

La estructura militar de Hezbolá incluye 100 000 fuerzas. Es la primera vez que anunciamos el número de nuestros combatientes, no para amenazar, sino para prevenir la guerra civil. Hezbolá es un factor positivo para los cristianos”, ha resaltado.

Nasralá ha cerrado sus declaraciones haciendo hincapié en la cooperación de EE.UU., el régimen de Israel y el partido de extrema derecha, Fuerzas Libanesas en la masacre de Beirut, para luego destacar que hace falta que se realice una investigación “seria y rápida” con respecto al tiroteo mortal y que sus responsables se castiguen y rinden cuentas inmediatamente.

sar/hnb