• Un voluntario recibe la vacuna iraní contra el coronavirus en Teherán, 29 de diciembre de 2020.
Publicada: miércoles, 13 de enero de 2021 19:22

Estados Unidos sanciona a dos personas y 16 entidades iraníes, incluida una empresa que produce una vacuna contra la COVID-19.

A siete días para el fin del mandato de la Administración de Donald Trump, el Departamento del Tesoro de EE.UU. ha anunciado este miércoles sanciones contra Ahmad Marwi, administrador fiduciario de Astan Quds Razavi en Mashhad (noreste), y Mohamad Mojber, director de la Orden Ejecutiva del Imam Jomeini (EIKO, por sus siglas en inglés), –organismo que supervisa el desarrollo de la vacuna contra el nuevo coronavirus en Irán–.

Entre las entidades sancionadas se encuentran el mismo Astan Quds Razavi y la empresa de Barekat que es el fabricante de vacunas contra la COVID-19.

Los otros afectados son: Abadan Power Generation Company, Iran Combine Manufacturing Co., Iran Mobin Electronic Development Company, Mofidrahbar Audit Firm, Quds Razavi Housing and Construction Co., Quds Razavi Mines Co., Quds Razavi Traditional Tile Co., Razavi Brokerage Firm, Razavi Economic Organization, Razavi Information and Communication Technology Co., Razavi Oil and Gas Development Co., Razavi Khodro Co. y Tadbir Drilling Development Company.

 

Esta medida estadounidense forma parte de una política de “máxima presión” que ha retomado el Gobierno de Estados Unidos tras su retirada del acuerdo nuclear firmado en 2015 con Irán —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—.

En mayo de 2018, el presidente de EE.UU., Donald Trump retiró a su país del pacto y, desde entonces, ha reimpuesto varias tandas de sanciones a fin de obligar a Teherán a renegociar el pacto.

Los embargos estadounidenses impiden a Irán importar medicamentos y equipos médicos, mientras experimenta también la pandemia de la COVID-19.

No obstante, Irán logró, a finales de diciembre, iniciar la primera fase de las pruebas clínicas en personas de su propia vacuna contra el nuevo coronavirus, que ha recibido el nombre de COVIRAN Barekat.

En esta línea, las autoridades iraníes consideran las sanciones de EE.UU. de “terrorismo económico” por afectar al pueblo, pero aseguran que las presiones nunca podrán doblegar a la nación iraní.

nkh/lvs/rba/hnb