• La líder demócrata Nancy Pelosi habla en una rueda de prensa en Washington, 13 de febrero de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 22 de febrero de 2020 18:40
Actualizada: sábado, 22 de febrero de 2020 19:14

La líder demócrata Nancy Pelosi considera que Trump ha hecho una elección peligrosa al nombrar jefe de Inteligencia de EE.UU. a su polémico embajador en Alemania.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha vuelto a conmocionar al país eligiendo el miércoles director en funciones de las 17 agencias de inteligencia del país a su polémico embajador en Alemania, Richard Grenell, que ha provocado varios encontronazos con las autoridades europeas al criticar duramente las decisiones de sus gobernantes, algo poco común entre los diplomáticos.

En reacción, la presidenta de Cámara de Representantes de EE.UU., la demócrata Nancy Pelosi, arremetió el viernes contra el mandatario republicano por su “peligrosa elección” y “condenó tal decisión” y sobre “la falta de experiencia” de Grenell dijo que era como si le pidieran a ella realizar una cirugía cerebral.

“Sería como enviarme a mí a una cirugía cerebral […] ¿Qué? Él no conoce el territorio. Y es un territorio muy importante, por eso lo que ha hecho el presidente es peligroso”, criticó la diputada en una rueda de prensa celebrada en la ciudad de Houston, ubicada en el estado de Texas (sur).

 

Grenell sustituye así a Joseph Maguir, que desempeñaba el cargo de forma interina desde agosto del año pasado, cuando reemplazó a Dan Coats. Trump tenía de plazo hasta el 11 de marzo para nombrar a un nuevo director adjunto de Inteligencia Nacional o nombrar a un director interino, ya que la ley federal estadounidense impide que un director interino retenga el cargo más allá de cierto período: su elección carece del parabién del Senado.

El ya exembajador estadounidense en Alemania es visto como un funcionario extremadamente leal a Trump y suele jactarse de tener un cable directo con la Casa Blanca.

A unos meses de las presidenciales, previstas para noviembre, Trump y Pelosi arrecian sus desavenencias incluso delante de las cámaras.

El 4 de febrero, Trump evitó saludar a Pelosi cuando le entregaba su discurso del estado de la Unión, dejándola un momento con la mano extendida ante la sorpresa de la demócrata. La líder demócrata, en respuesta, rompió el texto del presidente.

ask/tqi/nii/

Comentarios