• 
La delegación deportiva estadounidense en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014, celebrado en Rusia.
Publicada: lunes, 11 de diciembre de 2017 3:08

EE.UU. tras amenazar en no participar en la cita olímpica de Corea del Sur, cambia de parecer y dice que acudirá a ella, en medio de tensiones con Pyongyang.

La embajadora de EE.UU. ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Nikki Haley, ha informado este domingo que la caravana de deportistas de su país asistirá a los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018.

Este anuncio contradice a la propia Haley que hace unos días sostenía que los olímpicos estadounidenses no participarían en la cita deportiva por temor a una hipotética amenaza de ataque misilístico por parte de Corea del Norte.

La escalada de tensiones en la península va en aumento, mientras Corea del Norte realiza sus pruebas nucleares y balísticas a pesar de las críticas de algunos países, basándose en su “derecho a la autodefensa” ante la “hostilidad” de EE.UU., manifestada en las continuas maniobras militares conjuntas Washington-Seúl en dicha región.

 

Mientras EE.UU. anuncia su asistencia a los citados juegos, su principal rival en materia deportiva, Rusia, no lo puede hacer, ya que el Comité Olímpico Internacional (COI) le ha prohibido participar en los Juegos de Invierno de PyeongChang 2018.

krd/rha/myd/hnb