• Comandante en jefe adjunto del CGRI, el general de brigada Ali Fadavi, ofrece un discurso en Teherán, la capital, 14 de febrero de 2020. (Foto: Tasnim)
Publicada: sábado, 15 de febrero de 2020 8:19

Un alto mando castrense iraní enfatiza que el frente de la Resistencia puede expulsar a las tropas estadounidenses de Asia Occidental.

“La capacidad del frente de la Resistencia es tan alta que puede hacer esto”, subrayó el viernes el comandante en jefe adjunto del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el general de brigada Ali Fadavi, en una reunión en Teherán (capital) para conmemorar a los mártires de la Resistencia.

Además, se refirió a las afirmaciones del Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, que el pasado 8 de enero recalcó que el ataque de Irán a la base Ain Al-Asad en Irak solo fue una “bofetada” y la venganza real de EE.UU. será su expulsión de la región. En este sentido, expresó su esperanza de que eso se convierta en realidad lo antes posible.

El ataque fue efectuado como una medida recíproca después de que EE.UU. asesinara el 3 de enero al teniente general Qasem Soleimani, el comandante de Fuerza Quds del CGRI, en un acto terrorista en Bagdad (capital iraquí).

EE.UU. y sus aliados en la región solo cometen crímenes, sostuvo Fadavi para luego destacar los logros de la Resistencia en los países de la región, entre ellos Siria y Yemen. “El frente de la Resistencia y el frente de la Revolución Islámica hicieron fracasar a EE.UU. y sus aliados regionales e internacionales”, añadió.

 

Por otro lado, denunció que, durante los últimos 41 años, los enemigos hicieron todo lo que estuviera a su alcance para luchar contra la Revolución Islámica (1979), sin embargo, hasta el momento no han logrado nada, agregó.

El mismo viernes, Fadavi concedió una entrevista a la Organización de la Radio y Televisión de Irán (IRIB, por sus siglas en inglés), e hizo alusión a las mentiras de EE.UU. sobre las víctimas del ataque con misiles del país persa a su base en Irak. Eso ocurre mientras el Occidente reclama apoyar la libertad de expresión e información, lamentó.

“Todos los aspectos del ataque a la base estadounidense Ain Al-Asad serán aclarados por los propios estadounidenses. Somos conscientes del nivel de daño, pero nos gustaría que los estadounidenses lo admitan”, afirmó.

ftn/ktg/hnb

Comentarios