• El comandante de la División Aeroespacial del CGRI, el general de brigada Amir Ali Hayizade.
Publicada: lunes, 7 de agosto de 2017 21:17

Un alto militar iraní advierte de que EE.UU. busca repetir el escenario libio en Irán, pero afirma que Teherán no se dejará someter a ningún tipo de presiones.

“EE.UU. busca desarmarnos por medio de presiones, sanciones y operaciones psicológicas, y trama un plan para repetir el escenario libio en nuestro país, pero nosotros nunca lo permitimos”, ha asegurado este lunes el comandante de la División Aeroespacial del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica de Irán (CGRI), el general de brigada Amir Ali Hayizade.

Ha reafirmado el compromiso del CGRI, como “la principal potencia militar de la región”, con el Gobierno iraní en apoyarlo “para que pueda enfrentarse a las excesivas demandas de los enemigos, en particular, Estados Unidos”.

La nación iraní y todas aquellas naciones que tengan que enfrentarse a los enemigos le darán una respuesta aplastante, ha recalcado el comandante.

EE.UU. busca desarmarnos por medio de presiones, sanciones y operaciones psicológicas, y trama un plan para repetir el escenario libio en nuestro país, pero nosotros nunca lo permitimos”, ha dicho el comandante CGRI, el general de brigada Amir Ali Hayizade.

 

El comandante iraní ha recordado el ataque con misiles que llevó a cabo en julio el CGRI contra las posiciones del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en suelo sirio y ha afirmado que tal operación fue una pequeña demostración de la capacidad misilística del país persa. “Tanto los sionistas, como los regímenes reaccionarios de la región se dieron cuenta que tenemos nuestras propias líneas rojas y que no vamos a ceder cuando se trata de defender nuestra Revolución”, ha enfatizado.

El comandante ha cuestionado la idea planteada por la Administración estadounidense para inspeccionar las bases e instalaciones militares de Irán. “Nuestra respuesta es clara. No les daremos tal permiso”, ha aseverado.

A finales de julio, los medios estadounidenses avisaron que la Casa Blanca presiona para inspeccionar los sitios militares del país persa, bajo el pretexto de que Teherán no cumple con sus compromisos estipulados en el acuerdo nuclear suscrito en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania).

La Cancillería iraní, en respuesta a tal pretensión de Washington, ha dicho que se trata de “un sueño ridículo que jamás se materializará”. Esta Cartera ha vuelto a defender el programa misilístico del país como una “cuestión nacional, defensiva y disuasiva”, que no contraviene ninguna normativa, incluso ni la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) que apoya el pacto nuclear.

Pese a la preocupación que expresa Washington por la supuesta infracción de Teherán al JCPOA, tanto las autoridades persas como diversas personalidades políticas e institutos mundiales, entre ellos el mismo EE.UU., han ratificado el pleno cumplimiento por Irán del acuerdo nuclear.

ftm/ncl/hgn/hnb