• Soldados de fuerzas especiales de Corea del Norte durante un ejercicio militar. (Foto: The National Interest)
Publicada: sábado, 4 de septiembre de 2021 18:31

Corea del Norte cuenta con una unidad de fuerzas especiales más grande del mundo y su entrenamiento militar los ha convertido en unos enemigos formidables.

Así lo ha vaticinado la revista estadounidense The National Interest, en un artículo publicado el viernes, y sostuvo que se trata de 200 000 hombres y mujeres entrenados especialmente para guerras asimétricas.

Los comandos norcoreanos han sido entrenados para operar en la península de Corea y posiblemente más allá, lo que representa una amenaza asimétrica para sus enemigos”, agregó.

El documento comenta que de los 200 000 comandos, alrededor de 150 000 pertenecen a unidades de infantería ligera. En este contacto, remarca que en una posible batalla, las fuerzas aéreas de Corea del Norte apuntarían a aeropuertos y edificios gubernamentales, así como carreteras, autopistas e infraestructura clave de Corea del Sur.

 

Según el texto, Pyongyang cuenta con 25 brigadas especiales y cinco batallones de fuerzas especiales que han sido entrenados para realizar misiones desde la línea del frente hasta misiones de paracaidismo y asesinatos en el territorio enemigo.

Además, posee ocho brigadas de francotiradores que tienen una amplia variedad de tareas y actúan casi como Rangers del Ejército de EE.UU., fuerzas especiales y los militares de la Armada de este país. “A diferencia de sus homólogos estadounidenses, algunas de estas unidades parecen ser capaces de realizar operaciones aéreas convencionales, ataques aéreos o marítimos”, apostilla el informe.

Al respecto, precisa que las fuerzas especiales de Corea del Norte han evolucionado de una mera fuerza intrusiva diseñada para atacar detrás del territorio enemigo a una fuerza muy peligrosa. “Incluso están entrenados para atacar y destruir la residencia del presidente de Corea del Sur”, enfatiza y reitera que el “entrenamiento militar, el rigor y el adoctrinamiento político” las convierten en “enemigos formidables”.

Las autoridades de Corea del Norte en repetidas ocasiones han instado a sus pares surcoreanos a poner fin a los innumerables ejercicios militares conjuntos que vienen realizando a menudo con las fuerzas estadounidenses, por considerar estos juegos de guerra como amenazas a su integridad territorial.  

Pese a que Corea del Norte sigue fortaleciendo su poderío militar, sus autoridades afirman que sus actividades bélicas están en el marco de la autodefensa ante las provocaciones y el belicismo proveniente de EE.UU. y Corea del Sur.

msm/fmk/hnb