• Fuerzas de Corea del Sur y Estados Unidos participan en un ejercicio conjunto en la base de la Fuerza Aérea Gunsan en Corea del Sur. (Foto: Reuters)
Publicada: sábado, 14 de agosto de 2021 16:37
Actualizada: sábado, 14 de agosto de 2021 17:09

Un alto diplomático norcoreano dice que su país y China deben unirse para enfrentar la “amenaza común de Estados Unidos” en Asia-Pacífico.

En una entrevista exclusiva con el diario chino Global Times, publicada este sábado, el embajador norcoreano en China, Ri Ryong-nam, ha afirmado que Estados Unidos es una amenaza tanto para China como para Corea del Norte.

Ri se ha referido a los ejercicios militares de Estados Unidos en la región, incluidos los recientes simulacros conjuntos con Corea del Sur, denunciando que Estados Unidos lleva a cabo estas maniobras para reforzar aún más su cerco estratégico contra China.

“No es difícil ver que Estados Unidos fortalecerá sus actividades militares contra los países de Asia y el Pacífico, incluida China. Estados Unidos es la amenaza común para Corea del Norte y China, y los dos países deben enfrentarlo fortaleciendo su cooperación”, ha señalado.

“EEUU pagará el precio de su política hostil contra Corea del Norte”

El embajador norcoreano también ha descrito la acción estadounidense como una señal de la política hostil de Washington contra Pyongyang y advertido que “no es bienvenida y definitivamente [las autoridades de EE.UU.] pagarán el precio”.

Además, ha indicado que hasta que las tropas estadounidenses permanezcan en Corea del Sur, “el problema no se eliminará”.

 

Por otro lado, Ri ha calificado de una medida “absolutamente correcta y legítima” el fortalecimiento de la defensa nacional de Corea del Norte, y dejado claro que Pyongyang no se sienta a mirar las diversas amenazas de Washington. En cambio, reforzaría su disuasión absoluta para aplastar la creciente amenaza militar de Estados Unidos, ha agregado.

Estados Unidos y Corea del Sur iniciaron el martes sus ejercicios militares anuales. Estas maniobras se realizaron tras haber recibido la advertencia de Kim Yo-jong, hermana del líder norcoreano, Kim Jong-un, de que su realización entorpecería el diálogo en la península.

Asimismo, las autoridades norcoreanas ya habían alertado que esos juegos de guerra suponen el preludio a una invasión terrestre en Corea del Norte, dejando claro que se reservan el derecho a fortalecer su poderío militar.

nkh/tmv/mkh