• Corea del Norte muestra misiles balísticos durante el desfile del Día del Sol en Pyongyang, capital, 15 de abril de 2017.

La Cancillería norcoreana subraya que el reciente lanzamiento de un misil por parte de su país es un proceso ordinario y, no tiene nada de sorprendente.

Desde el Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Norte comentaron el domingo los informes sobre el último lanzamiento de un misil, que de acuerdo con la Cartera de Defensa surcoreana resultó un fracaso.

“El lanzamiento sirve para aumentar las capacidades de las fuerzas de disuasión nuclear de nuestro país”, afirmó el adjunto del Primer Departamento de Europa de la Cancillería de Corea del Norte, Kim Jong-ho.

El lanzamiento sirve para aumentar las capacidades de las fuerzas de disuasión nuclear de nuestro país”, afirmó el adjunto del Primer Departamento de Europa de la Cancillería de Corea del Norte, Kim Jong-ho.

No obstante, añadió que el referido lanzamiento no se anunció, pues se trata de un proceso ordinario y, en consecuencia, no tiene nada de sorprendente para su divulgación mediática.

Las medidas para mejorar las fuerzas nucleares son medidas para la autodefensa de nuestro país, detalló el funcionario, para después añadir que las mismas constituyen esfuerzos para garantizar la paz y la seguridad en la Península coreana.

 

Para terminar, resaltó que tales medidas “son un derecho legítimo de un Estado soberano” como lo es Corea del Norte.

El sábado, además de la Defensa surcoreana, el Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono), apoyado por informaciones dadas por el Mando Pacífico de EE.UU., señaló que el mencionado lanzamiento del misil se detectó y monitorizó desde el territorio de Corea del Norte que minutos después explotó en el aire.

Este lanzamiento tuvo lugar el mismo día en la que Pyongyang celebraba el desfile del Día del Sol, y en ella presentó por primera vez, por un lado un nuevo misil balístico intercontinental (ICBM, en inglés), y por otro el misil balístico antisubmarinos denominado Pukkyson-2.

Mientras la tensión en la península coreana va creciente por momentos, el domingo el vicepresidente de EE.UU., Mike Pence, se reunió con las tropas norteamericanas en Corea del Sur, en su bastión en Seúl, capital, donde calificó de provocativa la mencionada prueba misilística norcoreana del sábado.

Por su parte, Corea del Norte considera que la presencia estadounidense en la península coreana, es un acto de provocación por parte de Washington y Seúl, que mediante maniobras militares conjuntas pretenden llevar a cabo una intervención militar en suelo norcoreano.

krd/rha/fdd/hnb

Publicada: domingo, 16 de abril de 2017 21:28
Actualizada: lunes, 17 de abril de 2017 1:11
Commentarios