• Soldados estadounidenses y surcoreanos participan en ejercicios militares conjuntos en el puerto de Pohang de Corea del Sur, 6 de julio de 2016.
Publicada: lunes, 13 de marzo de 2017 6:18
Actualizada: lunes, 13 de marzo de 2017 7:43

EE.UU. y Corea del Sur han comenzado este lunes sus maniobras militares anuales y Washington, además, pretende desplegar drones de ataque en la zona.

De acuerdo con la agencia surcoreana de noticias Yonhap, durante estos ensayos conjuntos denominados Key Resolve se usarán los sistemas de simulación cibernética de acciones de combate para elevar así el nivel de alerta ante cualquier provocación norcoreana.

“Las maniobras son un entrenamiento de defensa anual con el fin de defender a Corea del Sur”, afirma el Estado Mayor Conjunto de Seúl en su comunicado, donde precisa que los ejercicios se desarrollarán hasta el 24 de marzo.

Las maniobras son un entrenamiento de defensa anual con el fin de defender a Corea del Sur”, afirma el Estado Mayor Conjunto de Seúl en su comunicado.

Washington y Seúl se encuentran desde el pasado 1 de marzo realizando ejercicios anuales de entrenamiento de campo, bautizados Foal Eagle, en los que participan las fuerzas de tierra, mar y aire de ambos países y que se prolongarán hasta finales de abril.

Entretanto, una fuente militar ha revelado en declaraciones al mismo medio que Estados Unidos baraja desplegar aviones no tripulados (dron) de combate Gray Eagle en su base en Corea del Sur para mejorar su capacidad de ataque contra objetivos terrestres norcoreanos.

“El Ejército estadounidense ya ha dado inicio al proceso para enviar un escuadrón, que incluye la aeronave teledirigida Eagle, a una de sus bases en Gunsan”, ciudad sita a unos 280 kilómetros al sur de Seúl, capital surcoreana, ha indicado bajo anonimato la fuente, citada por Yonhap.

 

Corea del Norte denuncia con insistencia que las maniobras militares conjuntas de su vecino sureño con EE.UU. son una prueba de invasión, y por ello Pyongyang seguirá desarrollando su potencial nuclear y programa de misiles.

La situación en la península coreana se ha agravado en las últimas semanas después de que Washington instalara el escudo antimisiles de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, por sus siglas en inglés) en Corea del Sur, lo que ha provocado, además, fuertes reacciones y críticas de Rusia y China.

mjs/nii/

Commentarios