• Una foto publicada el 7 de marzo de 2017 por la agencia norcoreana de noticias KCNA muestra el momento de lanzamiento de cuatro misiles balísticos lanzados por el Ejército de Corea del Norte, durante un ejercicio militar en una ubicación no revelada del país.
Publicada: miércoles, 12 de abril de 2017 15:41

Corea del Norte podría ser capaz en 2019 de alcanzar con sus misiles la costa oeste de EE.UU. y Australia, según un diplomático estadounidense.

“Hay una preocupación extrema” por la posibilidad de que los misiles norcoreanos alcancen Australia o la costa oeste de Estados Unidos, afirma en una entrevista publicada este miércoles por el diario The Australian el encargado de negocios de EE.UU. en Canberra (capital australiana), James Carouso.

En este contexto, el diplomático ha asegurado no estar sorprendido de que la flota de ataque de su país se desviara de una visita programada a Australia hacia la península coreana, ya que "está claro que Corea del Norte es un problema".

En medio de una creciente tensión por los avances del programa de armamento de Corea del Norte, el Mando del Pacífico de EE.UU. ordenó el domingo la movilización del portaaviones USS Carl Vinson y varios destructores y cruceros lanzamisiles hacia las aguas que rodean la península.

Es difícil ver cualquier enfoque racional en sus acciones (Corea del Norte), aparte de verdadera paranoia", ha subrayado el encargado de negocios de EE.UU. en Canberra (capital australiana), James Carouso.

Un informe del centro estadounidense de vigilancia 38 North alertó recientemente de que nuevas fotografías satelitales sacadas el 7 de marzo muestran actividad en el sitio de pruebas nucleares Punggye-ri, en el noreste de Corea del Norte, que podría corresponder a tareas preparativas para la realización de la sexta prueba nuclear de Pyongyang.

 

Al respecto, Carouso ha dicho que el país norcoreano ha pasado de usar estos ensayos para llamar la atención a "verdaderamente hacerlos para realizar pruebas".

Asimismo, ha descrito al Gobierno de Pyongyang como “impredecible” y ha enfatizado que los países de la región, entre ellos Australia, tienen razones para preocuparse ante sus pruebas nucleares.

"Es difícil ver criterio racional alguno en sus actos (de Corea del Norte), aparte de verdadera paranoia", ha subrayado.

Por su parte, el primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, acusó ayer martes a Pyongyang de "amenazar la paz y la estabilidad de la región y del mundo" y prometió trabajar con China, Corea del Sur y Japón para subir la presión sobre Corea del Norte.

Pyongyang no obstante, asegura que las amenazas y chantajes nucleares de Washington forzaron al país a fabricar y hacerse con armas nucleares para defenderse de cualquier agresión estadounidense.

fdd/mla/ask/nal

Commentarios