• El líder norcoreano, Kim Jong-un, observa el lanzamiento de un cohete balístico, 11 de marzo de 2016.
Publicada: miércoles, 1 de marzo de 2017 23:32
Actualizada: jueves, 2 de marzo de 2017 2:08

Corea del Norte amenaza con ampliar sus capacidades nucleares mientras EE.UU. y Corea del Sur no renuncien a sus políticas hostiles hacia Pyongyang.

"Es inevitable que la RPDC (República Popular Democrática de Corea) continúe potenciando sus capacidades militares de autodefensa, cuyo eje es la fuerza nuclear y los ataques preventivos, mientras EE.UU. y Corea del Sur no abandonen su ambición de agresión", ha comunicado este miércoles un portavoz del Comité de la Paz de Asia-Pacífico de Corea del Norte, citado por la agencia Yonhap.

Asimismo, acusando a Seúl de adoptar una "respuesta histérica" a los ensayos misilísticos de su país, ha instado a las autoridades surcoreanas a dejar de tildar de provocación a las medidas de autodefensa de Corea del Norte y concentrarse más “en sus propios caóticos asuntos internos".

Es inevitable que la RPDC (República Popular Democrática de Corea) continúe potenciando sus capacidades militares de autodefensa, cuyo eje es la fuerza nuclear y los ataques preventivos, mientras EE.UU. y Corea del Sur no abandonen su ambición de agresión", ha advertido un portavoz del Comité de la Paz de Asia-Pacífico de Corea del Norte.

"Todas las medidas militares adoptadas por la RPDC en sus límites terrestres, aéreos y acuáticos son en ejercicio de un derecho legítimo a la autodefensa ante las persistentes amenazas nucleares y los chantajes de EE.UU. y sus aliados regionales”, ha agregado.

 

El portavoz también ha lanzado una amenaza directa a Estados Unidos al destacar que Corea del Norte no está fabricando armas nucleares para usarlas solo contra el vecino sureño.

"Deberían entender claramente que el Ejército y la gente de la RPDC no usarán las preciadas armas nucleares, que fueron fabricadas con mucho esfuerzo, solo contra el grupo de títeres traidores de Corea del Sur", ha aseverado.

Estas declaraciones se producen en reacción a las nuevas maniobras militares entre Seúl y Washington, iniciadas este mismo miércoles, a las que Pyongyang considera un acto para invadir su territorio.

Estas maniobras militares, llamadas ‘Foal Eagle’, que incluyen ejercicios aéreos, terrestres y navales, se celebrarán hasta finales de abril, y en las mismas EE.UU. planea utilizar el portaaviones USS Carl Vinson, el avión F-35 y los bombarderos B-1B y B-52, según fuentes pertenecientes a la Defensa surcoreana.

Además, estos ejercicios tienen lugar después de que Corea del Norte lanzara, el 12 de febrero, el misil balístico Pukguksong 2 —capaz de portar ojivas nucleares— en dirección al mar de Japón, donde cayó después de recorrer una distancia de 500 kilómetros.

Corea del Norte reivindica con insistencia que el desarrollo de armas nucleares blinda su estrategia de defensa ante los movimientos belicistas estadounidenses, en particular, las maniobras militares conjuntas entre EE.UU. y Corea del Sur.

myd/anz/mnz/rba

Commentarios