• El ex secretario general de la ONU, Ban Ki-moon (Centro), llega al aeropuerto internacional de Incheon, en el oeste de Seúl (capital surcoreana), 12 de enero de 2017.
Publicada: domingo, 15 de enero de 2017 14:27

Ban Ki-moon apoya el despliegue del sistema antimisiles estadounidense THAAD en Corea del Sur, calificándolo de ‘apropiado’.

“Dada la realidad de que la península coreana se encuentra en un estado semejante a la guerra, la medida tomada por el Gobierno (permitir a EE.UU. que instale el THAAD en el suelo surcoreano) es apropiada”, ha sostenido este domingo el ex secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon.

En sus declaraciones citadas por la agencia local de noticias Yonhap, Ban además ha hecho alusión al desarrollo de armas nucleares de Corea del Norte y lo ha considerado como el motivo por el que Seúl ha decidido tomar esta “medida defensiva”.

Dada la realidad de que la península coreana se encuentra en un estado semejante a la guerra, la medida tomada por el Gobierno (permitir a EE.UU. que instale el THAAD en el suelo surcoreano) es apropiada”, sostiene el ex secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon.

“Corea del Norte está desarrollando misiles nucleares y acumulando tecnología de misiles balísticos”, ha asegurado el posible candidato a la Presidencia de Corea del Sur en las siguientes elecciones para reiterar la denuncia de su país respecto a las preparaciones de su vecino norteño para lanzar misiles.

 

Pese a estas críticas, Ban además se ha mostrado inclinado a que el problema actual entre ambas naciones se solvente por vía “diplomática”, ya que a su juicio se trata de una “cuestión de relaciones con los países vecinos”.

Ante los ensayos nucleares y de misiles de Pyongyang, Seúl está intentando mejorar sus capacidades militares para poder afrontar las amenazas de su vecino. Con ese objetivo, Corea del Sur informó en diciembre pasado del despliegue de misiles guiados aire-tierra alemanes Taurus.

El reciente aumento de los ensayos nucleares y misilísticos de Corea del Norte de igual modo ha provocado la reacción de Japón sobre considerar la instalación de sistemas de Defensa del Área de Gran Altitud Terminal (THAAD, por sus siglas en inglés), mientras China y Rusia condenan el plan y sospechan que en el fondo EE.UU. busca aumentar su presencia en la zona y monitorear sus defensas militares.

Pyongyang por su parte considera la decisión de Seúl y Washington un acto de “provocación” y ha amenazado con atacar a EE.UU. y Corea del Sur si insisten en instalar el THAAD en la península coreana. 

tqi/ktg/ftn/hnb

Commentarios