• Foto divulgada el 24 de marzo de 2016 por la KCNA muestra la prueba de un nuevo sistema múltiple de lanzamiento de cohetes de gran calibre en un lugar por Pyongyang.
Publicada: jueves, 7 de abril de 2016 23:01

Corea del Norte enfatiza que su capacidad nuclear responde a las amenazas y chantajes nucleares de EE.UU., y amenaza con conllevar un ataque nuclear contra el territorio estadounidense.

“Si EE.UU. demuestra incluso la más mínima señal de provocar una guerra nuclear, llevaremos a cabo un ataque nuclear sin piedad contra el territorio continental de Estados Unidos”, informa este jueves la agencia de noticias norcoreana KCNA, citando a un comunicado oficial.

De acuerdo a la nota, la fuerza nuclear de Corea del Norte es una medida justa que busca poner fin a todos los crímenes nucleares y las demandas excesivas de EE.UU.

Si EE.UU. demuestra incluso la más mínima señal de provocar una guerra nuclear, llevaremos a cabo un ataque nuclear sin piedad contra el territorio continental de Estados Unidos”, informa la agencia de noticias norcoreana KCNA.

A este respecto, destaca que su avance en el sector nuclear responde a los chantajes nucleares del Gobierno de Washington, ya que el llamado del país norteamericano a un “mundo sin armas nucleares” es el preludio de una guerra nuclear contra el Estado comunista.

“La IV Cumbre de Seguridad Nuclear celebrada en los EE.UU. fue una farsa extremamente engañosa y una provocación destinada a persistir en sus prácticas nucleares despóticas y arbitrarias”, continúa.

Durante la celebración de la referida cumbre, agrega, Washington intentó dirigir a la opinión pública a creer que Pyongyang es una amenaza nuclear para el mundo y, por tanto, resulta imprescindible imponer sanciones y presiones en su contra.

Corea del Norte siempre ha justificado su escalada nuclear y militar por la necesidad de defenderse de lo que considera movimientos provocadores de Corea del Sur y Estados Unidos.  

El 6 de marzo, Corea del Norte advirtió de que podría lanzar un ataque nuclear preventivo contra Corea del Sur y Estados Unidos en respuesta a las maniobras militares conjuntas desarrolladas por ambos países entre el 7 y el 18 de marzo.

En este sentido, el Gobierno de Pyongyang asegura que sus actividades tienen carácter disuasivo y de autodefensa ante el belicismo estadounidense y las maniobras militares conjuntas Washington-Seúl.

El 6 de mayo del 2015, Park Yong Chol, director adjunto del Instituto para la Investigación de la Reunificación Nacional, enfatizó que su país tiene la capacidad de misiles para atacar el territorio continental de Estados Unidos y lo haría si Estados Unidos “lo obliga a hacerlo”.

El 19 de septiembre de 2005, Corea del Norte se comprometió a renunciar en su totalidad a su programa nuclear, incluyendo las armas, según dice una declaración conjunta de las conversaciones de armas nucleares entre las seis partes (Estados Unidos, Corea del Norte, Corea del Sur, China, Japón y Rusia) en Pekín, capital china, a cambio de ciertos privilegios.

No obstante, ha seguido sus actividades atómicas y en los años 2006, 2009, 2013 y 2016, ha llevado a cabo pruebas nucleares. Estas pruebas, entre otros casos, han dado lugar a la imposición de diferentes paquetes de sanciones contra Pyongyang.

tas/ctl/nal

Commentarios