• El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, durante una conferencia de prensa en el palacio presidencial, Bogotá, 14 de febrero de 2017.
Publicada: viernes, 17 de febrero de 2017 18:24

El presidente de Colombia asegura que el próximo 1 de junio se habrá completado el desarme total de la guerrilla de las FARC.

"Para el 1 de junio, cuando se cumplan 180 días desde el llamado “día D”, todas las armas de las FARC que atemorizaron a nuestra población estarán en poder de las Naciones Unidas. ¡Qué gran logro para Colombia y para el mundo!", afirmó el jueves Juan Manuel Santos al recibir las cartas credenciales de los embajadores de 28 países.

En virtud del acuerdo sellado por el Gobierno y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la guerrilla tiene un plazo máximo de 180 días, a contar desde el 1 de diciembre, cuando los textos de La Habana fueron ratificados por el Congreso, para entregar todas las armas al Mecanismo de Monitoreo y Verificación, integrado por las partes y la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Para el 1 de junio, cuando se cumplan 180 días desde el llamado “día D”, todas las armas de las FARC que atemorizaron a nuestra población estarán en poder de las Naciones Unidas. ¡Qué gran logro para Colombia y para el mundo!", afirmó el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

Pero problemas logísticos han retrasado la llegada de más de 7000 guerrilleros de las FARC a las zonas veredales transitorias de normalización (ZVTN), donde deben reunirse como paso previo a la dejación de armas. Sin embargo, Santos asegura que en los próximos días entrará el último integrante de la guerrilla a esas áreas.

 

"Lo que hemos visto en estos días es la marcha de la esperanza. Centenas y centenas de personas caminando, llegando en buses, camiones, lanchones, hacia el comienzo de una nueva vida", dijo el mandatario sobre la movilización de las FARC.

Las Naciones Unidas se encargarán de hacer inventario de los arsenales militares de las FARC, para posteriormente destruirlos y construir monumentos a los más de ocho millones de víctimas que ha dejado más de medio siglo de conflicto armado en Colombia.

Así pues, Santos, nobel de la Paz, garantiza este desarme después de que su Gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) —la segunda guerrilla del país en importancia— lanzaran el 7 de febrero en Quito (capital de Ecuador) la mesa de conversaciones denomidada Fase Pública y, el 8 del mismo mes, comenzaran las negociaciones sustantivas para firmar la paz.

aaf/mla/snr/nal

Commentarios