• El ministro chino de Asuntos Exteriores, Wang Yi (derecha) y el secretario de Estado de EE. UU., John Kerry.
Publicada: miércoles, 24 de febrero de 2016 9:11
Actualizada: sábado, 11 de marzo de 2017 12:27

China reacciona a las acusaciones de Washington sobre el despliegue militar del país asiático en el mar del Sur de China, y hace un paralelismo con la presencia militar estadounidense en Hawái.

“El despliegue militar de China en el mar del Sur de China no es diferente al despliegue de Estados Unidos en Hawái”, dijo el martes en tono firme el ministro chino de Asuntos Exteriores, Wang Yi antes de su viaje a Estados Unidos, según el periódico británico The Guardian.

El despliegue militar de China en el mar del Sur de China no es diferente al despliegue de Estados Unidos en Hawái”, dijo el marte en tono firme el ministro chino de Asuntos Exteriores,  Wang Yi antes de su viaje a Estados Unidos.

Asimismo, la portavoz de la Cancillería china, Hua Chunying, se hizo eco en la misma jornada de las declaraciones del ministro Wang Yi, al tiempo que aseveró que Washington no debe usar el tema del despliegue militar de China en el mar del Sur como "un pretexto para hacer escándalo".

También, dejó claro que Estados Unidos no está involucrado en el conflicto del mar de China Meridional y esto no es ni debe convertirse en un problema entre Pekín y Washington.

Por otro lado, el vocero de la Casa Blanca, Mark Toner, dijo (martes) que su país presionará a China para que detenga la militarización en la disputada región del mar de China Meridional.

"Las actividades militares de China solo han intensificado las tensiones en la región”, apostilló Toner, para luego urgir la necesidad de buscar un mecanismo diplomático para resolver esta disputa territorial de manera pacífica.

La semana pasada, Washington acusó a China de agudizar más los conflictos en la región a través de sus recientes actividades militares.

El canciller chino viajó martes a EE.UU. para abordar con Kerry la escalada de tensiones entre Corea del Norte y del Sur. Esto se produjo mientras que China se opone a acciones contra Pyonyang. De hecho, Pekín condenó las nuevas sanciones antinorcoreanas, aprobadas por EE.UU. contra el programa nuclear de Pyongyang y pidió a Washington adoptar medidas "prudentes", en vez de "crear problemas".

Según un comunicado de la Casa Blanca, el presidente estadounidense, Barack Obama, autorizó sanciones más estrictas contra Corea del Norte, en respuesta al reciente lanzamiento de un cohete espacial para colocar un satélite en órbita, llevado a cabo el pasado 7 de febrero por Pyongyang.

pkj/ctl/nal

Commentarios