• El canciller catarí, Mohamed bin Abdulrahman al-Thani, da una rueda de prensa en Doha, 25 de mayo de 2017.
Publicada: martes, 6 de junio de 2017 6:07
Actualizada: martes, 6 de junio de 2017 7:02

Catar ha declarado este martes que no planea agravar las relaciones con los países árabes que han anunciado el cese de relaciones diplomáticas con Doha.

“Catar nunca adoptará medidas que puedan provocar una escalada de la situación con los Estados hermanos, pues considera que estos problemas deben resolverse en una mesa de negociaciones”, ha declarado el ministro de Exteriores catarí, Mohammed bin Abdulrahman al-Thani.

Las severas medidas unilaterales de los países árabes, ha aseverado el titular, han tenido una influencia negativa sobre los ciudadanos de los países del Golfo Pérsico.

El ministro también ha denunciado que tras el hackeo de la agencia estatal catarí QNA, medios de comunicación de los países árabes han atribuido declaraciones falsas al emir de Catar, Hamad bin Jalifa al-Thani, lo que ha empeorado la situación.

Hace unos días, QNA publicó declaraciones de emir de Catar en las que criticaba la postura de los países del Golfo Pérsico contra Irán y hablaba de "tensiones" con Estados Unidos. Inmediatamente, dicha agencia denunció haber sufrido un ataque cibernético y negó la veracidad de la nota publicada.

Catar nunca adoptará medidas que puedan provocar una escalada de la situación con los Estados hermanos, pues considera que estos problemas deben resolverse en una mesa de negociaciones”, ha declarado el ministro de Exteriores catarí, Mohammed bin Abdulrahman al-Thani.

A petición del emir de Kuwait, el jeque Sabah al-Ahmed Al Sabah, y para calmar la situación, el emir catarí ha postergado una alocución televisada para "dar una oportunidad a los esfuerzos mediadores" de Kuwait, ha concluido Bin Abdulrahman al-Thani.

El 5 de junio, Arabia Saudí, Bahréin, Egipto y Emiratos Árabes Unidos (EAU) anunciaron la ruptura de las relaciones diplomáticas y la suspensión de las comunicaciones terrestres, marítimas y aéreas con Catar, tras acusar a Doha de apoyar el terrorismo. También cortaron sus lazos diplomáticos con Catar Libia, el Gobierno liderado por Abdu Rabu Mansur Hadi, el exfugitivo presidente de Yemen, y Maldivia.

Catar ha lamentado este bloqueo diplomático, que considera "injustificado", y asegura que todas las acusaciones carecen de fundamento.

mkh/mla/nal