• Los entonces presidentes de Brasil y Bolivia, Dilma Rousseff y Evo Morales, respectivamente, en una foto tomada en Venezuela el 2 de diciembre de 2011.
Publicada: sábado, 22 de febrero de 2020 1:56
Actualizada: sábado, 22 de febrero de 2020 21:46

La expresidenta brasileña Dilma Rousseff refuta el veto a la candidatura de Evo Morales y alerta de una eventual farsa en las próximas elecciones en Bolivia.

Rousseff ha objetado este viernes la decisión del máximo órgano electoral que rige en Bolivia —gobernada de facto por Jeanine Añez— de inhabilitar al depuesto presidente boliviano, Evo Morales, como candidato del Movimiento al Socialismo (MAS) a primer senador de Cochabamba por incumplir el requisito de “residencia permanente”.

La Justicia dominada por los golpistas veta la candidatura de Evo al Senado (…) este veto muestra que las elecciones promovidas por los que destruyeron la democracia puede volverse una farsa”, ha escrito este sábado la exmandataria (2011-2016) en Twitter.

Al criticar el argumento del Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Bolivia que impide la postulación de Morales a una curul por no vivir en Cochabamba, su tierra natal, la exgobernante ha preguntado: “¿Cómo iba a vivir ahí, si lo expulsaron del país con un golpe?”.

De hecho, ha recordado que su antiguo aliado Morales radica en Argentina como refugiado, después de verse obligado a renunciar el 10 de noviembre para pacificar Bolivia, que vivía días de violencia, protagonizada por la oposición contra los simpatizantes del entonces mandatario andino.  

 

Áñez ha convocado elecciones para el 3 de mayo en las que también ella misma participa como candidata, pese a que algunos dudan de que sea legal, dado que, si bien un presidente “electo” puede ser candidato a la reelección, ella no llegó al poder en las urnas, sino al activar el mecanismo sucesorio tras la salida forzada de Morales.

De acuerdo con un último sondeo, el MAS lidera las encuestas de intención de voto para las elecciones generales en las que participa con su binomio presidencial formado por el exministro de Economía Luis Arce y el excanciller David Choquehuanca. 

Morales, por su parte, ha calificado de “un golpe contra la democracia” la decisión del TSE, defendiéndose que cumple con todos los requisitos para ser candidato. “El objetivo final es la proscripción del MAS”, añade.

ncl/ctl/mkh

Comentarios