• El jefe de la Diplomacia saudí, Adel al-Yubeir, en París, capital de Francia, 6 de junio de 2017.
Publicada: miércoles, 7 de junio de 2017 0:54
Actualizada: miércoles, 7 de junio de 2017 2:34

El ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudí insiste en que Catar debe de dejar ‎de apoyar ‘a grupos terroristas’ como HAMAS y los Hermanos Musulmanes.‎

El jefe de la Diplomacia saudí, Adel al-Yubeir, urgió el martes a Catar a no apoyar ‘a grupos terroristas’ como el Movimiento de la Resistencia Islámica Palestina (HAMAS) y los Hermanos Musulmanes (HHMM) de Egipto, e instó al estado del Golfo Pérsico, enfrentado al aislamiento regional, a cambiar sus políticas.

Al-Yubeir afirmó que al apoyar a HAMAS y los HHMM Catar está socavando a la Autoridad Palestina y a Egipto, informó la agencia británica Reuters.

Catar debe "cambiar sus políticas" y no respaldar a "grupos extremistas", dijo el canciller saudí en París, capital de Francia, un día después de que su país y sus aliados cortaran lazos diplomáticos con dicho estado del Golfo Pérsico.

Sin especificar exactamente lo que quería del Gobierno catarí, advirtió de graves consecuencias para Catar. "Se pueden tomar varias medidas, lo saben", enfatizó.

Cuando se le preguntó sobre los posibles esfuerzos diplomáticos para poner fin a la crisis, sostuvo: "No creo que haya una mediación. Este es un asunto interno del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG-integrado por los países árabes ribereños al Golfo Pérsico)".

"Tienen que cambiar sus políticas" y "dejar de apoyar a los grupos extremistas", dijo Al-Yubeir a los periodistas, añadiendo que Catar necesitaba "actuar como un país normal".

"Hemos decidido tomar medidas para dejar claro que basta," continuó. "Nadie quiere herir a Catar. Pero tiene que elegir entre moverse en una dirección u otra dirección”, remarcó.

Tienen que cambiar sus políticas" y "dejar de apoyar a los grupos extremistas", dijo el jefe de la Diplomacia saudí, Adel al-Yubeir, en relación con Catar.

 

También acusó al país ribereño al Golfo Pérsico, rico en energía, de respaldar "medios hostiles".

El domingo, HAMAS negó que Catar hubiera expulsado a varios de sus miembros de alto rango de su territorio, pero admitió que habían abandonado el país. La negativa llegó un día después de que la cadena de televisión libanesa Al-Mayadeen señalara que HAMAS fue recientemente informado de que algunos de sus miembros debían abandonar Doha.

Un portavoz de HAMAS dijo, sin embargo, que este grupo estaba reorganizando sus actividades tras el reciente nombramiento de un nuevo liderazgo.

El lunes, los Gobiernos de Arabia Saudí, Baréin, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Egipto, además del gobierno asentado en Libia, el gobierno dimitido de Yemen y la llamada coalición árabe contra Yemen, liderada por Arabia Saudí, comunicaron su ruptura de lazos diplomáticos con Catar.

Según sostiene Riad, la decisión responde supuestamente a “las violaciones que han cometido —abierta o de forma subrepticia—las autoridades de Doha en los últimos años para sembrar el caos en Arabia Saudí y por su apoyo a los grupos terroristas que perjudican la seguridad de la región”.

No obstante, Catar ha rechazado enérgicamente la medida, tachándola de “injustificada y basada en alegaciones y acusaciones sin fundamento”.

mep/hgn/nii/