• Integrantes del movimiento popular yemení Ansarolá en Saná, la capital. (Foto: AP)
Publicada: martes, 13 de julio de 2021 15:28

Ministerio yemení de Defensa indica que, a coalición agresora, liderada por Arabia Saudí, no le queda más remedio que aceptar su fracaso en guerra contra Yemen.

El ministro de Defensa del Gobierno de Salvación Nacional de Yemen, Muhamad Naser al-Atifi, ha remarcado este martes que Al Saud y sus aliados, que comenzaron una devastadora campaña militar contra Yemen, ya no pueden determinar su curso de acción, puesto que “ahora las tropas del Ejército y los comités populares de Yemen son quienes tienen ventaja y están en una posición dominante”, ha subrayado.

Las Fuerzas Armadas de Yemen tienen una nueva estrategia militar: la disposición para defender la soberanía nacional y salvaguardar los problemas fundamentales de la nación para mantenerse al día con los desarrollos nacionales”, ha señalado el general yemení en declaraciones citadas por la agencia yemení de noticias Saba.

En este sentido, Al-Atifi ha agregado que las fuerzas yemeníes han avanzado en sus capacidades defensivas y ofensivas en varios niveles tácticos, de entrenamiento y de armamento.

Conforme al titular yemení, tales capacidades han permitido a los yemeníes formular políticas “efectivas” y tomar decisiones “soberanas” lejos de la “dependencia” y la “tutela” externa; “la soberanía y el orgullo son fruto de la paciencia, la sabiduría, el sacrificio y la constancia nacional”, ha destacado.

 

El alto funcionario yemení ha puesto de relieve que, de momento, Yemen se encuentra en el umbral de una “etapa decisiva”, cuyo impacto se expandirá mucho más allá de lo que los agresores saudíes y sus aliados han imaginado en sus “cálculos erróneos”.

Los agresores ya no tienen el control de esta batalla histórica. Tanto los revolucionarios como las figuras políticas y militares yemeníes tienen ahora la ventaja, y pueden gestionar cualquier cosa y poner en marcha iniciativas que sirvan a los intereses nacionales del país”, ha aseverado.

El general yemení ha cerrado sus declaraciones advirtiendo a los Estados miembros de la coalición saudí de las grandes pérdidas en las que tendrán que incurrir en caso de continuar su asalto contra Yemen. “No hay escapatoria alguna para la coalición de agresión, a excepción de admitir la derrota y abandonar Yemen. No hay cabida para la presencia de fuerzas extranjeras en suelo y aguas territoriales yemeníes”, ha puntualizado.

Yemen ya tiene bajo su control Al-Bayda

En las últimas semanas, milicias aliadas de la llamada coalición agresora, liderada por Arabia Saudí, se han esforzado por arrebatar el control de la estratégica provincia de Al-Bayda, fronteriza con Saná, al Ejército yemení. Los funcionarios yemeníes han alertado de que los terroristas de Daesh y Al-Qaeda, bajo el mando directo de EE.UU., operan en las ofensivas contra Yemen.

A pesar de la complicidad de la coalición estadounidense-saudí para capturar Al-Bayda, el Ejército y los comités populares yemeníes han logrado abatir a más de un centenar de terroristas takfiríes en la zona y dejar en claro que seguirán defendiendo el país hasta la victoria final.

Esta misma jornada, el portavoz del Ejército yemení, el teniente general Yahya Sari, ha anunciado que las tropas del Ejército yemení y los combatientes de los comités populares yemeníes han llevado a cabo “con éxito” una ofensiva a gran escala contra las fuerzas lideradas por Arabia Saudí y sus mercenarios en Al-Bayda. En esta operación se reconquistaron todas las áreas ocupadas por el enemigo y se liberaron grandes áreas de las ciudades de Al-Zahir y Al-Sawmah”, ha anunciado en su cuenta de Twitter.

sar/anz/rba