• El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, participa en una reunión del organismo.
Publicada: sábado, 5 de enero de 2019 17:44
Actualizada: sábado, 5 de enero de 2019 18:26

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, apoya la idea de que la oposición de Venezuela asuma la Presidencia en vez de Nicolás Maduro.

El llamado Grupo de Lima se reunió el viernes en la capital peruana e instó al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a que el 10 de enero no asuma un nuevo mandato y transfiera de manera provisoria el poder a la Asamblea Nacional (de carácter opositor) hasta que se celebren nuevas elecciones.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA) no tardó ni un día en manifestar su apoyo a la declaración del bloque, calificando de “ilegítimo” al mandatario del país bolivariano.

“Apoyamos y hacemos nuestra la declaración del Grupo de Lima; Nicolás Maduro es ilegítimo. Apoyamos que la Asamblea Nacional asuma el poder de manera provisoria el 10 de enero como ha sido debidamente estipulado por el Tribunal Supremo de Justicia, ambos poderes legítimos y constitucionales”, tuiteó Almagro.

Maduro, por su parte, confirmó que asumiría el poder en la fecha estipulada porque “tiene el respaldo del pueblo, de los militares y de las demás fuerzas vivas del país”.

Apoyamos y hacemos nuestra la declaración del Grupo de Lima; Nicolás Maduro es ilegítimo. Apoyamos que la Asamblea Nacional asuma el poder de manera provisoria el 10 de enero como ha sido debidamente estipulado por el Tribunal Supremo de Justicia, ambos poderes legítimos y constitucionales”, escribió el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, en un tuit.

Los miembros del Grupo de Lima, excepto México (que respeta el principio de no intervención), acordaron, entre otras medidas, obstaculizar los movimientos financieros de algunas personas naturales y jurídicas asociadas con el Gobierno venezolano.

Al mismo respecto, Almagro urgió en otro mensaje a la comunidad internacional a desconocer a Maduro y “abstenerse de proveer ayuda financiera y militar” a Caracas. También exigió a la Corte Penal Internacional (CPI) —con sede en La Haya (Países Bajos)— que investigue los presuntos crímenes de lesa humanidad que, a su juicio, ha cometido Maduro.

Caracas ha denunciado y denuncia que tanto Almagro como el Grupo de Lima, en realidad, están interviniendo en los asuntos internos de Venezuela con reuniones como la del viernes del bloque, a la que se unió por teléfono desde EE.UU. el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo.

“Lo que hemos afirmando desde la creación de este grupo de gobiernos cartelizados contra Venezuela, al que en teoría no pertenece el Gobierno de EE.UU.: se reúnen para recibir órdenes de Donald Trump [presidente de EE.UU.] por intermedio de Mike Pompeo ¡Vaya muestra de humillante subordinación!”, lamentó el vienes el canciller venezolano, Jorge Arreaza.

mtk/rba/nii/

Comentarios