• El presidente del Parlamento de Venezuela, Henry Ramos Allup, junto a parlamentarios opositores.
Publicada: viernes, 4 de marzo de 2016 3:15

La Asamblea Nacional de Venezuela solicitó el jueves a la OEA que medie en la “crisis institucional” creada por una sentencia del TSJ que recortó sus poderes públicos.

La mayoría opositora del Parlamento venezolano —la Mesa de la Unidad Democrática (MUD)— pidió que se aplique el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana con el fin de que la Organización de Estados Americanos (OEA) intervenga en el choque de poderes entre derecha e izquierda venezolanas.

Según este artículo, el Consejo Permanente podrá realizar las gestiones diplomáticas necesarias con el fin de “promover la normalización de la institucionalidad democrática”.

Según sostiene el bloque opositor de Venezuela, las facultades de control legislativo han quedado anuladas por el fallo del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), así que se ha generado una “alteración del orden constitucional que afecta gravemente la democracia”.

Como consecuencia de la sentencia, los intentos de la oposición para reformar la corte se han visto frenados. También se ha impedido anular el nombramiento de 34 magistrados por parte de la anterior Cámara.

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela.

 

La AN instó al secretario general del organismo, Luis Almagro, a usar las atribuciones que le da la Carta Interamericana como instrumento destinado a “evitar quiebres institucionales en los países que integran la OEA”.

El pasado mes de enero, Almagro, quien es conocido por sus posturas contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, amenazó con aplicar la Carta Democrática en Venezuela.

El TSJ anuló el martes parcialmente facultades de control del Parlamento sobre los poderes públicos, sentencia que fue considerada posteriormente inválida y “no vinculante” por el presidente del Parlamento, Henry Ramos Allup.

tqi/mla/rba

Comentarios