• El líder del Partido Democrático del Pueblo turco (HDP, por sus siglas en turco), Selahattin Demirtas.
Publicada: domingo, 30 de agosto de 2015 18:19

El pro-kurdo Partido Democrático del Pueblo turco (HDP, por sus siglas en turco) cree que si Turquía vuelve a la mesa de negociaciones con el PKK, haría viable que este grupo deponga las armas.

El líder del HDP, Selahattin Demirtas, expresó el sábado ante la prensa que la reanudación de las negociaciones acabaría con los enfrentamientos entre las Fuerzas Armadas turcas y los combatientes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por sus siglas en kurdo) cerca de la frontera sureste de Turquía.

Lo que quería decir (el PKK) era que si la solución es relanzar la agenda política, no les tendrán que pedir que dejemos las armas, lo harán de todos modos", aseguró el líder del Partido Democrático del Pueblo turco (HDP, por sus siglas en turco), Selahattin Demirtas.

El grupo armado del PKK ha despreciado la petición del HDP de establecer un cese al fuego en este país euroasiático, pero Demirtas opinó que esto no se traduce como un fin a las perspectivas de paz.

"Lo que quería decir (el PKK) era que si la solución es relanzar la agenda política, no les tendrán que pedir que dejemos las armas, lo harán de todos modos", aseguró Demirtas.

Asimismo, subrayó que una gran actuación del HDP en las elecciones parlamentarias de noviembre aumentaría las posibilidades de continuar con las conversaciones.

El proceso iniciado para alcanzar el fin de los 30 años de conflicto entre Turquía y el grupo armado kurdo fue suspendido desde que en julio estalló una bomba en la ciudad turca de Suruç, donde murieron 30 personas.

Los turcos participan en una marcha antigubernamental tras el atentado que dejó 30 muertos en Suruç. 20 de julio de 2015

 

El pasado 24 de julio, Ankara efectuó ataques aéreos contra las posiciones de esta formación en el norte de Irak y dentro de su territorio.

El HDP, cuyo apoyo procede en gran medida de la minoría kurda de Turquía y que entró en el Parlamento por primera vez tras las elecciones de junio, ha pedido en reiteradas ocasiones una tregua. El propio Demirtas advirtió el pasado 22 del mes en curso de que Turquía se acerca a una guerra civil.

El éxito del HDP perjudicó al gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, por sus siglas en turco) fundado por el actual presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, que perdió la mayoría absoluta en los comicios del 7 de junio. 

Después de múltiples intentos fallidos por parte del AKP para formar un Gobierno de coalición con partidos rivales, Erdogan, anunció que las nuevas elecciones legislativas se celebrarán el primer día del próximo noviembre.

bhr/ktg/kaa

Comentarios