• Un avión de combate F-16 de fabricación estadounidense despega de una autopista en Pingtung, en el sur de Taiwán, 15 de septiembre de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 18 de octubre de 2021 11:19
Actualizada: lunes, 18 de octubre de 2021 12:16

Turquía dice que baraja comprar los aviones militares Sujoi Su-35 y Su-57, de fabricación rusa, si Estados Unidos se niega a vender sus cazas F-16.

El jefe de la Industria de Defensa de Turquía, Ismail Demir, ha indicado este lunes que su país todavía está listo para considerar la compra de aviones de combate rusos Su-35 y Su-57, si Ankara no logra llegar a un acuerdo con Washington sobre la entrega de los aviones de combate estadounidenses F-16.

“Si Estados Unidos no aprueba un acuerdo sobre los F-16 después de la situación con los aviones F-35, no quedarán alternativas para Turquía. El tema de los aviones Su-35 y Su-57 puede plantearse nuevamente en cualquier momento”, ha indicado Demir, citado por la cadena turca de televisión Kanal 7, explicando que su país hará todo lo posible para garantizar su seguridad.

Sus palabras surgen luego de que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, afirmara el domingo que Estados Unidos ha ofrecido a su país una remesa de aviones de combate F-16 para despejar las tensiones por su frustrado acuerdo sobre el modelo F-35.

Anteriormente, los medios también informaron que Turquía había solicitado la compra de 40 nuevos aviones F-16 Block 70 de Lockheed Martin Corp, después de que Estados Unidos bloqueara la compra del F-35 debido a la decisión de Turquía de comprar un sistema de defensa aérea S-400 de Rusia.

 

De hecho, Moscú y Ankara firmaron en 2017 un acuerdo sobre la entrega de sistemas de defensa antimisiles S-400 rusa a Turquía, lo que lo convirtió en el primer país miembro de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en sellar un contrato con Rusia para comprar sistemas de defensa antiaérea rusas.

La decisión de Ankara de comprar el sistema de fabricación rusa enfureció a Estados Unidos y la OTAN, por lo que el país norteamericano presentó una serie de proyectos de ley diseñados para presionar al Gobierno turco para que cancelara la compra, incluida la eliminación de Turquía del programa de producción de los novedosos cazas F-35, a pesar de los costos adicionales para el programa y los contribuyentes estadounidenses.

No obstante, hasta el momento, Turquía no ha mostrado ninguna inclinación a dar marcha atrás en la compra del sistema e incluso Erdogan se reunió con el presidente ruso, Vladimir Putin, a finales de septiembre para discutir cómo expandir la cooperación en defensa.

nkh/fmk/mkh