• Vehículos militares de EE.UU. en la ciudad siria de Maniby (norte), 3 de abril de 2018.
Publicada: miércoles, 13 de junio de 2018 16:55

Por segunda vez en diez días, el Ejército de Siria ha impedido que las fuerzas militares de EE.UU. rodeen sus puestos de control en el norte del país.

Un convoy militar de Estados Unidos intentaba pasar un puesto de control del Ejército sirio al sur de la ciudad de Manbiy, cuando los efectivos del país árabe se negó a permitirles el acceso a la carretera, ha informado este miércoles Al-Masdar News.

Según un informe citado por el portal web, el convoy militar estadounidense se vio obligado a dar la vuelta y regresar a Manbiy, en la provincia noroccidental de Alepo.

La página precisa que parece que, al parecer, las fuerzas especiales de EE.UU. tomaron un giro equivocado cerca de Manbiy, lo que hizo que llegaran al puesto de control del Ejército de la localidad de Tal Aswad, en el norte de la provincia.

Esto se produce en momentos en los que Siria está en vías de acabar definitivamente con los grupos terroristas y rebeldes gracias a la ayuda de sus aliados, entre ellos Rusia y la República Islámica de Irán.

Washington tiene desplegados, mayormente en el norte y el sur del territorio sirio, cientos de militares y vehículos blindados con el fin apoyar a sus aliados, es decir, a las fuerzas kurdas y a los rebeldes. Sus cazas han llegado a bombardear posiciones del Ejército sirio.

El Gobierno de Damasco ha denunciado una y otra vez “la invasión” de su territorio por fuerzas extranjeras, sobre todo EE.UU., país al que acusa de intentar prolongar el conflicto y en última instancia desmembrar Siria.

De hecho, Damasco denuncia que la presencia militar de Washington y sus aliados europeos en su territorio ha entorpecido e impedido la lucha antiterrorista, llegando a apoyar a los extremistas y generando un elevado número de víctimas civiles.

ftn/mla/mjs/hnb

Comentarios