• El Instituto de Investigación Médica de Enfermedades Infecciosas del Ejército de EE.UU. (Foto: AP)
Publicada: viernes, 8 de octubre de 2021 3:33

Rusia y China se expresan preocupados por el despliegue de laboratorios biológicos de EE.UU. y sus aliados en más de 200 lugares fuera de sus propios territorios.

Moscú y Pekín han emitido un comunicado conjunto, publicado en la reunión del Primer Comité de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) sobre no Proliferación de Armas Biológicas, en el cual manifiestan que las actividades biológicas de Estados Unidos fuera de su territorio suponen una grave amenaza para la seguridad de Rusia y China.

Por su parte, el representante permanente adjunto de China ante las Naciones Unidas, Gang Shuang, hizo hincapié en que la actividad ambigua de los laboratorios biológicos estadounidenses ha planteado dudas en la comunidad internacional de que si coincide con la Convención sobre Armas Biológicas o no.

Según informes, hay laboratorios biológicos de Estados Unidos activos en países como Georgia, Armenia, Uzbekistán y Kazajstán.

 

El pasado 7 de abril, el secretario del Consejo de Seguridad Nacional de Rusia, Nikolai Pátrushev, informó que Moscú tenía buenas razones para creer que se están desarrollando armas biológicas en los laboratorios que EE.UU. ha instalado en todo el mundo. Además, la autoridad rusa puso de relieve que, por una extraña coincidencia, estos centros investigativos principalmente se encuentran en las fronteras con Rusia y China.

En 2020, los diputados del partido ucraniano Plataforma Opositora por la Vida exigieron el inicio de una causa penal por las acciones de los laboratorios bacteriológicos estadounidenses establecidos en Ucrania, donde Washington lleva a cabo actividades ilegales que amenazan la vida y la salud de los ciudadanos ucranianos.

Además, desde Rusia, políticos y expertos advierten de que el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, es un arma biológica creada en los laboratorios secretos de Estados Unidos.

mgh/ncl/tqi