• Rusia extiende sanciones contra importaciones de Occidente
Publicada: miércoles, 24 de junio de 2015 18:39
Actualizada: miércoles, 24 de junio de 2015 20:57

En represalia por la extensión de las sanciones antirrusas, Moscú ha decidido este miércoles prorrogar un año el embargo sobre la importación de alimentos provenientes de Occidente.

"Extendemos nuestras medidas de represalia por un año (hasta junio de  2016) a partir de hoy (miércoles). Pienso que será una buena directriz para los productores locales", ha ordenado el presidente ruso, Vladimir Putin, en una reunión de miembros del Gobierno en Moscú, capital.

Extendemos nuestras medidas de represalia por un año (hasta junio de 2016) a partir de hoy (miércoles). Pienso que será una buena directriz para los productores locales", reza una orden del mandatario ruso.

La lista de productos prohibidos, aprobada en agosto de 2014, incluía frutas, verduras, carne, aves de corral, pescado, leche y lácteos desde Estados Unidos, la Unión Europea (UE), Australia, Canadá y Noruega, pero el Ministerio de Agricultura ruso ha anunciado que estaba considerando agregar a la lista productos dulces, pescado enlatado y flores.

La decisión de Moscú se conoce después de que los ministros de Exteriores de la UE, reunidos en Luxemburgo, ampliaron durante otros 6 meses las sanciones contra Rusia, país al que acusan de involucrarse en la crisis ucraniana.

Esas sanciones, que afectan a sectores como la banca, la defensa y la venta de petróleo e impiden que Rusia se financie en los mercados europeos, debían expirar a finales del mes de julio.

"Ya lo hemos dicho en varias ocasiones: en las sanciones hay un principio: la reciprocidad", ha avisado Dmitri Peskov, portavoz del Kremlin.

 

El pasado sábado, Moscú criticó la política de sanciones de la UE, tildando de “chantaje” la ampliación del embargo contra Moscú.

Las relaciones entre Rusia y la Unión Europea se han deteriorado drásticamente, debido al embargo de los Veintiocho contra Moscú por su presunta implicación en los enfrentamientos del este de Ucrania.

Desde la adhesión de Crimea a la Federación Rusa, tras el referéndum celebrado el 16 de marzo de 2014, Washington y el bloque occidental acusan a Moscú de intervenir en el conflicto entre Kiev y los independentistas, algo que el Kremlin ha negado categóricamente en todo momento.

Hasta ahora, Estados Unidos y la UE han impuesto varias rondas de sanciones económicas, incluso contra individuos, organizaciones y sectores bancarios, energéticos y de defensa, alegando una supuesta intervención de Moscú en los asuntos de Kiev.

Por su parte, Rusia rechaza las acusaciones y, en represalia, ha adoptado sanciones contra la Unión Europea.

mpv/ybm/mrk

Comentarios