• El vicecanciller ruso, Mijail Bogdanov.
Publicada: viernes, 8 de enero de 2016 3:21

El vicecanciller ruso, Mijail Bogdanov, desmiente que en las reuniones en Viena sobre la crisis siria se haya acordado la retirada del presidente sirio, Bashar al-Asad, después de marzo de 2017.

"Puede ser que ellos (EE.UU.) tengan tales planes, pero eso no fue lo que se acordó en Viena (capital austriaca)", ha enfatizado este jueves el también enviado especial del presidente ruso, Vladimir Putin, para Oriente Medio y los países de África.

Puede ser que ellos (EE.UU.) tengan tales planes, pero eso no fue lo que se acordó en Viena (capital austriaca)", ha enfatizado el vicecanciller ruso, Mijail Bogdanov.

Asimismo, luego de reiterar que Moscú, como siempre, cree que “el pueblo de Siria” es el único que puede decidir sobre el futuro de su propio país, ha dicho que "eso es lo que está escrito en los acuerdos de Viena".

Las declaraciones del funcionario ruso han tenido lugar después de que el miércoles se publicase un documento obtenido por The Associated Press, que apunta a una línea de tiempo preparada por los funcionarios estadounidenses que se ocupan de la crisis siria y establece una fecha no precisada en marzo de 2017 como el momento en que Al-Asad “renuncie” a su cargo como presidente y para que su “círculo próximo” parta del país.

En la primera ronda de diálogos celebrada a finales de octubre en Viena con el fin de alcanzar una salida pacífica a la crisis siria, los representantes diplomáticos de 17 países, así como delegaciones de la ONU y la Unión Europea (UE), elaboraron un plan de nueve puntos, entre los que figuran la unidad nacional y la erradicación de los grupos terroristas.

Durante la segunda ronda de diálogos, realizada el 14 de noviembre de 2015, los participantes establecieron un plazo de seis meses para la formación de un gobierno de transición en Siria y la convocatoria de elecciones en 18 meses.

A este repecto, el presidente ruso, Vladimir Putin, volvió a recalcar el pasado 17 de diciembre que sólo el pueblo sirio tiene el derecho de definir el futuro de su país y dijo que Moscú rechaza tajantemente cualquier injerencia extranjera al respecto.

Desde 2011, Siria sufre una oleada de violencia de grupos terroristas que tratan, sin éxito, de derrocar al Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad.

fdd/mla/rba