• Irán invita a inversores a Yask, corazón palpitante del mar de Omán
Publicada: domingo, 27 de noviembre de 2022 11:21
Actualizada: domingo, 27 de noviembre de 2022 18:06

El presidente iraní, Seyed Ebrahim Raisi, ha aseverado que el imperialismo mundial no han creado oportunidad de progreso alguno para Irán.

Durante declaraciones ofrecidas este domingo en el marco de su viaje a la ciudad portuaria de Yask, en la sureña provincia de Hormozgan, ha enfatizado que no se deben buscar soluciones a los problemas más allá de las fronteras, pues los “países imperialistas” no han creado ninguna oportunidad de desarrollo para la nación iraní y solo persiguen sus propios intereses.

Raisi ha asegurado que hay abundante capacidad y muchos recursos en la franja costera de Makran, extendida a lo largo del mar de Omán —en el sur de Irán— que pueden convertir esa región en un punto estratégico, en materia de turismo y economía. En este contexto, el jefe de Estado iraní ha llamado a concentrar capitales en la región de Yask. “Garantizamos la seguridad de las inversiones en esta zona”, ha señalado.

Ha confirmado que, uno de los planes del Gobierno es convertir dicha franja costera en un centro económico para impulsar la producción y el comercio del país.

 

Además, ha dicho que hacer inversiones en la zona de Yask traerá réditos, ya que allí se vive en completa armonía la gente de diferentes etnias y religiones. “La región de Makran es una de las regiones donde se evidencia la unidad nacional”, ha subrayado.

En otra parte de sus declaraciones, ha afirmado que la nación hizo fracasar, como siempre, al enemigo y sus conspiraciones en los recientes disturbios. Los iraníes se sienten orgullosos de que los 43 años de enemistad y sanciones no han frenado el progreso de su país hacia sus grandes objetivos.

En los últimos dos meses, las calles de Irán fueron escenario de disturbios, actos del vandalismo, ataques a las fuerzas de seguridad y destrozos parciales y totales en propiedades públicas y privadas.

Las protestas que muy pronto llegaron a ser disturbios violentos fueron impulsados por los medios, bajo dominio de potencias occidentales, y abusando de los sentimientos de los jóvenes, so pretexto de la muerte de Mahsa Amini, —el 16 de septiembre en un hospital de Teherán, tras su detención policial—, según confiesan los líderes de esa corriente.

nrl/ctl/mrg