• El representante permanente de Irán ante las organizaciones internacionales asentadas en Viena (Austria), Kazem Qaribabadi.
Publicada: lunes, 8 de marzo de 2021 18:47
Actualizada: lunes, 8 de marzo de 2021 20:07

Irán denuncia que las sanciones unilaterales de los países occidentales, encabezadas por EE.UU., están obstaculizando la lucha de Teherán contra el narcotráfico.

“Las sanciones unilaterales actúan como un gran obstáculo para fortalecer el desarrollo de capacidades y promover los esfuerzos y medidas del país para combatir el tránsito de drogas”, ha aseverado este lunes el representante permanente de Irán ante las organizaciones internacionales asentadas en Viena (Austria), Kazem Qaribabadi, durante su intervenión ante la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés).

El diplomático iraní ha considerado que “la lucha de la República Islámica de Irán contra las drogas es una campaña real basada en elevados valores morales y humanos” y al mismo tiempo ha lamentado que las organizaciones internacionales preocupadas no hayan cumplido con sus deberes en este sentido como resultado de “sus enfoques politizados”.

Qaribabadi ha señalado que aunque la pandemia del coronavirus, causante de la COVID-19, redujo la lucha global para frenar el tráfico de drogas durante el año pasado, la cantidad de detecciones de drogas por parte de Irán no solo no ha disminuido, sino que ha aumentado en más del 40 % alcanzando el número sin precedentes de las 1147 toneladas en 2020.

 

El representante iraní en Viena ha recordado que Irán se ubica entre los principales países productores de drogas ilícitas y su ruta de tránsito, que ha causado grandes pérdidas humanas y financieras al país, y ha enfatizado la importancia de mejorar la cooperación regional y global para combatir el flagelo.

Teherán “espera seriamente que la comunidad internacional y los países desarrollados incluyan el tema de la campaña contra las drogas ilícitas en su agenda, independientemente de las consideraciones políticas, y que cumplan con su responsabilidad de brindar a los países la asistencia necesaria a este respecto”, ha agregado.

El diplomático iraní ha expresado su confianza en que los beneficios de la cooperación en la lucha antidrogas servirán a los intereses no solo de Irán sino de todos los países.

Irán, que tiene una frontera común de 900 kilómetros con Afganistán —tradicionalmente mayor productor mundial de drogas ilícitas— se utiliza como ruta de tránsito para el tráfico de estupefacientes desde este país asiático a los mercados de Europa.

A pesar de estar sujeto a las sanciones de EE.UU., Irán es un país que está a la vanguardia de la lucha antinarcóticos de manera que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha reconocido el papel significativo del país persa contra narcotráfico.

Cada año, Irán gasta mil millones de dólares para combatir el narcotráfico, y desde 1980 unos 4000 guardias fronterizos iraníes han sido asesinados en operaciones contra los traficantes de drogas.

Teherán ha pedido en varias ocasiones a la comunidad internacional que evite que las acciones unilaterales de algunos países como EE.UU. socaven los esfuerzos encaminados a lograr un mundo libre de drogas.

tmv/ncl/rba