• El portavoz de la misión iraní ante la ONU, Alireza Miryusefi, interviene en un coloquio sobre la región de Asia Occidental, celebrado en 2015.
Publicada: domingo, 6 de septiembre de 2020 14:27

Irán considera a EE.UU. un “intruso no invitado en región y Siria” y asegura que seguirá ayudando a Damasco contra los terroristas respaldados desde el exterior.

Irán continúa, con orgullo, coadyuvando al Gobierno sirio para mantener su integridad territorial y proteger a su gente de los grupos terroristas”, indicó el sábado el portavoz de la misión iraní ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Alireza Miryusefi, en una entrevista concedida a la revista estadounidense Newsweek.

El delegado iraní reaccionó así a la retórica estadounidense sobre la presencia de Irán en Siria, y destacó que el papel de Irán en el país árabe consiste simplemente en ayudar al pueblo sirio y su Gobierno a combatir el terrorismo y restaurar la estabilidad y la seguridad, “un derecho inalienable y una necesidad básica de esta nación”.

Los comentarios de Miryusefi se produjeron después de que el Departamento de Estado de EE.UU. defendiera, en un comunicado, la política de Washington y su presencia ilegal en Siria, en medio de críticas acaloradas, y llamara a la retirada de Irán, pero dictara que Rusia puede quedarse.

 

El portavoz persa se hizo eco de las posturas de Moscú y Damasco al llamar a EE.UU. un “intruso no invitado en la región y en Siria” y al acusarlo de “no haber hecho más que exacerbar la inseguridad e infligir más sufrimiento al pueblo sirio” al apoyar a los grupos milicianos que intentan derrocar al presidente sirio, Bashar al-Asad, e imponer sanciones.

“EE.UU. y sus aliados han apoyado abiertamente a los grupos extremistas en Siria, desde [Frente] Al-Nusra hasta Ahrar al-Sham y otros grupos terroristas, durante años. Además, recientemente, han impuesto nuevas sanciones bajo el nombre de [Ley] César al pueblo sirio, cansado de la guerra”, aclaró Miryusefi, para luego condenar las “lágrimas de cocodrilo de EE.UU. por el pueblo sirio”.

El diplomático iraní consideró a Irán y Siria unos “socios estratégicos” desde hace más de cuatro décadas, y aseguró que la alianza que existe entre ambos “ha constituido el principal obstáculo para la agresión extranjera en la región”.

En respuesta a las acusaciones de EE.UU. sobre la presencia de Irán en Siria, Miryusefi agregó que, a pesar de dichas imputaciones, el único mecanismo eficaz para Damasco en los últimos nueve años ha sido el proceso de Astaná, que contempla la cooperación entre Irán, Rusia, Rusia y Turquía.

tmv/anz/krd/rba