• El presidente de Irán, Hasan Rohani, durante una reunión en Teherán, 26 de mayo de 2020. (Foto: President.ir)
Publicada: martes, 26 de mayo de 2020 13:07
Actualizada: martes, 26 de mayo de 2020 14:52

El presidente de Irán promulga una ley para enfrentar las medidas hostiles del régimen de Israel que amenazan la paz y la seguridad regionales.

Este martes, Hasan Rohani ha promulgado la mencionada normativa, titulada “Las medidas hostiles del régimen sionista contra la paz y la seguridad”, para su aplicación en los Ministerios de Inteligencia, Asuntos Exteriores, Defensa y Logística de las Fuerzas Armadas, el Consejo Supremo de Seguridad Nacional y el Poder Judicial de Irán.

De acuerdo con la disposición, todos los órganos administrativos del país tienen la obligación de hacer frente a las medidas hostiles del régimen israelí en el marco de las políticas generales del Sistema de la República Islámica de Irán y aprovechando todas las capacidades regionales e internacionales.

La ley, aprobada recientemente por unanimidad en la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles), contiene catorce artículos, uno de los cuales contempla que “el territorio histórico de Palestina pertenece al pueblo palestino”, mientras que obliga al Ejecutivo iraní a sancionar a todas aquellas instituciones que estén vinculadas con Israel.

 

Esta legislación pretende enfrentar las medidas del régimen israelí contra la paz y la seguridad de los países de la región de Asia Occidental y los crímenes que comete contra el pueblo de Palestina, como, por ejemplo, la pretensión de anexionarse partes de la Cisjordania ocupada, seguir construyendo asentamientos ilegales en los territorios ocupados palestinos, y usar armas pesadas y prohibidas contra los civiles, entre otros.

La Comisión de Seguridad Nacional y Política Exterior del Parlamento iraní aprobó el 18 de mayo la mencionada moción, de doble urgencia, y el Consejo de Guardianes de Irán la ratificó el 21 del mismo mes.

El régimen sionista se ha valido de todos los medios para atacar a Irán, desde asesinar a sus científicos nucleares hasta poner en marcha una guerra cibernética y electrónica contra los centros nucleares y económicos del país persa o unir al mundo contra la República Islámica para que le impongan sanciones.

tmv/anz/mrz/rba