• El presidente de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles), Ali Lariyani.
Publicada: lunes, 23 de marzo de 2020 1:56

El presidente del Parlamento de Irán en una llamada telefónica con la hija de Qasem Soleimani dijo que EE.UU. rendirá cuentas por el asesinato del general iraní.

El presidente de la Asamblea Consultiva Islámica de Irán (Mayles), Ali Lariyani, ha destacado este domingo en una conversación telefónica con Zeinab Soleimani, hija del teniente general Qasem Soleimani, que Soleimani luchó contra el terrorismo y el extremismo hasta el último minuto de su vida y esta lucha será una inspiración para las futuras generaciones.

“La presencia del destacado general Soleimani será eterna en el corazón de la nación iraní. El crimen de los estadounidenses nunca será olvidado, y ellos atestiguarán las consecuencias de este error y crueldad en los años venideros y rendirán cuentas por lo que han cometido”, ha asegurado el alto parlamentario persa.

El general Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, fue asesinado el 3 de enero en Bagdad (capital iraquí) en un ataque ordenado directamente por el presidente de EE.UU., Donald Trump.

En el referido asalto, también cayeron mártires algunos combatientes de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) de Irak, incluido su subcomandante, Abu Mahdi al-Muhandis.

 

El presidente del Parlamento de Irán ha calificado la serenidad de las familias de los mártires como un modelo inspirador y ha enfatizado que la nación iraní continuará en el camino de la voluntad y el desarrollo de los mártires.

Además, en otras conversaciones con las familias de los compañeros del general Soleimani, asesinados junto a él por EE.UU., ha dicho que la paz y la tranquilidad de las familias de los funcionarios y de toda la nación iraní se deben al gran apoyo de los mártires al santuario, y al destacar el papel prominente de las familias de los mártires, ha agregado que, aunque la ausencia de mártires es muy difícil para sus familias, el honor que Dios ha dado al país a través de ellos resultará en su serenidad y consuelo.

El general Soleimani desempeñó un papel relevante en los duros combates en Irak y Siria contra los grupos terroristas, muchos de ellos respaldados por EE.UU., el régimen israelí y ciertos países occidentales y regionales.

Irán, que había jurado vengar esta hostilidad estadounidense, lanzó un ataque, con misiles tierra-tierra, contra la base aérea Ain Al-Asad, principal base de EE.UU. en Irak. A pesar de que Estados Unidos había puesto en estado de máxima alerta sus sistemas antiaéreos, estos aparatos, de los que se jacta mucho Washington, no lograron interceptar ni un solo misil iraní, ni siquiera se atrevieron a defenderse.

mrp/rha/hnb