• El representante permanente de la República Islámica de Irán ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra (Suiza), Esmail Baqai.
Publicada: martes, 5 de noviembre de 2019 18:41

Irán asegura que el respeto a los derechos humanos sigue constituyendo uno de los pilares de sus políticas, pese a desafíos como las sanciones de EE.UU.

Ningún desafío ha ocasionado que “la Revolución Islámica se desvíe de la vía democrática y deje de honrar la dignidad humana”, aseguró el lunes el representante permanente de la República Islámica de Irán ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra (Suiza), Esmail Baqai.

En declaraciones formuladas durante una exposición de los logros de Irán en el campo de los derechos humanos en Ginebra, Baqai hizo alusión a la elevada posición que ocupan el voto y la opinión pública en el país persa para determinar su destino, y aseguró que el tema de los DD.HH. constituye uno de los pilares “intrínsecos” de la política de la República Islámica.

En esta vía, prosiguió el diplomático persa, Irán ha podido con todos los desafíos y obstáculos, dependiendo de sus capacidades nacionales y del respaldo público.

Entre tales desafíos, Baqai hizo referencia al régimen de “sanciones ciegas e inhumanas” de Estados Unidos, el cual es, en sí, una violación de los derechos del pueblo iraní, entre ellos “el de la salud y el del acceso lógico a medicamentos y tratamientos”, agregó.

Pese a todas esas sanciones brutales, el Gobierno de la República Islámica de Irán ve como un deber utilizar todos los medios y capacidades (a su alcance) para garantizar los derechos de su gente y responder a sus necesidades”, dice el representante permanente de la República Islámica de Irán ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra (Suiza), Esmail Baqai.

 

“Pese a todas esas sanciones brutales, el Gobierno de la República Islámica de Irán ve como un deber utilizar todos los medios y capacidades (a su alcance) para garantizar los derechos de su gente y responder a sus necesidades”, indicó.

En la exposición iraní de los logros en materia de derechos humanos que se celebra en paralelo a la 34.ª cumbre del Examen Periódico Universal (UPR, por sus siglas en inglés) —un mecanismo del Consejo de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU)—, se presentaron también las consecuencias de las sanciones estadounidenses en el sector de la salud de Irán.

Efectivamente, las sanciones de EE.UU., país que se proclama defensor de los derechos humanos, ha puesto en riesgo la vida de los enfermos iraníes.

LEER MÁS: “Sanciones de EEUU apuntan a los enfermos con cáncer en Irán”

LEER MÁS: Irán: EEUU, el mayor violador de derechos humanos de los iraníes

Las autoridades iraníes tildan de “crímenes de lesa humanidad” los embargos estadounidenses y se basan en las secuelas destructivas de tales restricciones para demandar el fin de la hipocresía, la distinción y los dobles raseros aplicados por ciertas potencias occidentales, las cuales, cerrando los ojos a la citada conducta brutal de Washington, acusan a Teherán de violar los DD.HH.

LEER MÁS: Irán condena aprobación de la ‘politizada’ resolución sobre DDHH

Teherán tacha dicha infundada acusación de parcial, politizada e inaceptable, y ve detrás de ella intentos por mostrar una imagen distorsionada e irreal de la actual situación de los derechos humanos en Irán.

tqi/anz/rba