• El ministro del Interior de Irán, Abdolreza Rahmani Fazli (izda.) acude al funeral de los policías atropellados por agitadores, 22 de febrero de 2018.
Publicada: jueves, 22 de febrero de 2018 14:53
Actualizada: jueves, 22 de febrero de 2018 19:31

El ministro del Interior de Irán, Abdolreza Rahmani Fazli, ha alertado que los extremistas y las cabecillas de los actos violentos en el barrio Pasdarán en la capital de Irán, en que fueron asesinadas cinco fuerzas de seguridad, buscaban ‘generar más muertes’ a fin de promover caos en el país.

“Los extremistas y cabecillas de los acontecimientos en la calle del barrio Pasdarán (en el noreste de Teherán) tenían programado este accionar de forma regional, generando más muertes, y así promover el caos en el país”, ha subrayado.

El ministro que hablaba este jueves en la ceremonia fúnebre de los policías que fueron atropellados el pasado lunes en Teherán por un autobús de los alborotadores, ha aseverado que tales actitudes como el atropello de personas son equivalentes a los que realiza el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).

Tras condenar los actos de los agitadores de atacar a la gente utilizando espadas, dagas y palos, ha apreciado la labor de los policías en enfrentar esta situación garantizando la seguridad del país.

De acuerdo con Rahmani Fazli, desde la victoria de la Revolución Islámica hasta la actualidad, el país ha sido testigo de los repetidos complots para socavar su seguridad, parte de los cuales que comete ahora “deriva del rencor de EE.UU. y el región sionista (de Israel) por las derrotas y golpes que han sufrido en Yemen, Irak, Siria y El Líbano a raíz de la ayuda de asesoría” que han brindado las fuerzas iraníes durante los últimos seis años en varios de estos países.

Los extremistas y cabecillas de los acontecimientos de la calle de Pasdarán (en el noroeste de Teherán) tenían programado este accionar de forma regional, generando más muertes, y así promover el caos en el país”, ha subrayado el ministro del Interior de Irán, Abdolreza Rahmani Fazli.

 

Los ataques ocurridos en el barrio Pasdarán se produjeron después de que unos alborotadores derviches, conocidos como gonabadíes pidieran la liberación de uno de sus integrantes, arrestado durante un intento de robo.

Tras la negativa de la Policía a acceder a la demanda de los alborotadores, cientos de ellos comenzaron a agredir a las fuerzas de seguridad y atropellaron a varios agentes de la Policía con un autobús y un automóvil, dejando 5 muertos.

Tras estos ataques, la Policía informó haber detenido a unos 300 agitadores, entre ellos los conductores de los vehículos implicados en los atropellos.

Estos hechos tienen lugar después de que el país persa vivió recientemente los actos vandálicos realizados por parte de los secuaces de los enemigos de Irán, encabezados por EE.UU. y el régimen de Israel, en los cuales varios iraníes perdieron la vida.

tmv/ktg/msm/hnb

Comentarios