• Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya (Holanda).
Publicada: sábado, 11 de junio de 2016 2:33
Actualizada: martes, 18 de septiembre de 2018 2:47

Irán podría presentar un recurso ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya debido a la congelación de 2000 millones de dólares de sus activos por parte de EE.UU., conforme a un acuerdo bilateral.

La revista estadounidense The National Interest explicó en su edición del jueves que la República Islámica, según un acuerdo firmado en 1955 entre Teherán y Washington, conocido como ‘Tratado de Amistad, Relaciones Económicas y Derechos Consulares’, tiene el derecho de recurrir el fallo emitido por la Corte Suprema de EE.UU. en su contra.

La CIJ normalmente revisa las demandas, si las dos partes en conflicto reconocen la competencia de la corte para emitir veredicto. Sin embargo, Estados Unidos e Irán tienen firmado desde hace mucho un acuerdo que sigue estando en vigor y reconoce el derecho internacional de Teherán para recurrir a la Haya.

“Cualquier divergencia que no se resuelve a través de la diplomacia y de manera pacífica entre las partes de este acuerdo, tiene que ser estudiada por la Corte Internacional de Justicia, a menos que ambas partes acuerden resolver el problema mediante otras soluciones pacíficas”, sentencia un párrafo de la cláusula 21 del tratado mencionado.

Cualquier divergencia que no se resuelve a través de la diplomacia y de manera pacífica entre las partes de este acuerdo, tiene que ser estudiada por la Corte Internacional de Justicia, a menos, ambas partes acuerden resolver el problema mediante otras soluciones pacíficas”, sentencia un párrafo de la cláusula 21 del Tratado de Amistad, Relaciones Económicas y Derechos Consulares entre Irán y EE.UU.

El pacto fue acordado antes de la victoria de la Revolución Islámica de Irán (1979) y durante el mandato del entonces presidente estadounidense Dwight D. Eisenhower.

Al final del pasado mayo, la Corte Suprema de EE.UU. decretó la entrega de 2000 millones de dólares de activos iraníes congelados en el país norteamericano a los familiares de los 241 militares muertos en 1983 en un atentado en Beirut, capital libanesa, del que Washington acusa a Teherán y a los combatientes del Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá).

Irán rechaza rotundamente tales acusaciones. En tanto que la Cancillería iraní convocó al embajador suizo en Teherán (capital iraní), encargado en Irán de los intereses de EE.UU., para transmitirle su protesta por el fallo.

msm/ctl/rba