• El presidente de Irán, Hasan Rohani, ofrece un discurso durante una reunión en Teherán, capital iraní, con los participantes en la 29ª Conferencia Internacional de la Unidad Islámica, 29 de diciembre de 2015.
Publicada: martes, 29 de diciembre de 2015 16:35

El presidente de Irán, Hasan Rohani, lamenta que los enemigos del Islam siembren discordia entre los países del mundo islámico y pide una mayor cooperación para resolver las crisis regionales.

Si los grandes países islámicos hubieran dado una mayor prioridad al asunto de la solidaridad, y si ellos se hubieran posicionado con firmeza ante los problemas comunes, la comunidad islámica fácilmente habría podido acabar con las actuales crisis que vive”, ha afirmado este martes el mandatario persa.

Si los grandes países islámicos hubieran dado una mayor prioridad al asunto de la solidaridad, y si ellos se hubieran posicionado con firmeza ante los problemas comunes, la comunidad islámica fácilmente habría podido acabar con las actuales crisis que vive”, dice el presidente de Irán, Hasan Rohani.

Rohani, quien ofrecía su discurso durante una reunión en Teherán, capital iraní, con los participantes en la 29ª Conferencia Internacional de la Unidad Islámica, ha denunciado que algunos países islámicos, en vez de establecer interacciones culturales y económicas, profundizan sus vínculos con los poderes y enemigos extraregionales.

“Resulta muy lamentable que un país musulmán no dé buena acogida a la victoria de una nación musulmana en el área política mientras da su visto bueno a la intervención de los poderes enemigos en los asuntos internos de los países islámicos”, ha declarado.

Las altas autoridades iraníes se reúnen en Teherán, capital persa, con los participantes en la 29ª Conferencia Internacional de la Unidad Islámica, 29 de diciembre de 2015. 

 

En una clara alusión a Arabia Saudí, Rohani ha recordado que a este país ―cuyo papel en la caída de los precios del petróleo ha sido evidente― ahora “el crudo barato principalmente le golpea” y hace que elija un plan presupuestario para el próximo año de 2016 con un significante déficit. “Eso pone de relieve que quien siembra vientos recoge tempestades”, ha agregado.

En otra parte de sus declaraciones, el presidente iraní ha elogiado el alto nivel de seguridad que actualmente atraviesa el país persa, reiterando que esta seguridad aumentará aun más con la liberación del mundo islámico del flagelo del terrorismo y de la injerencia de las potencias mundiales.   

Las palabras de Rohani se han producido antes de las declaraciones del Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, quien en la misma reunión ha recordado que el objetivo principal de los enemigos de la comunidad islámica consiste en generar conflictos entre los musulmanes.

El pasado domingo, la capital iraní acogió la 29ª Conferencia Internacional de la Unidad Islámica, donde se abordaron distintos temas, como la crisis actual que atraviesa el mundo del Islam.

mpv/anz/rba

Comentarios