• El presidente palestino, Mahmud Abás, ofrece una rueda de prensa en Ramalá, 28 de octubre de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: sábado, 10 de noviembre de 2018 23:16
Actualizada: martes, 13 de noviembre de 2018 23:38

El presidente palestino, Mahmud Abás, enfatiza que no dejará pasar el llamado ‘acuerdo del siglo’ de Trump y reclama Al-Quds (Jerusalén) como capital palestina.

En un discurso pronunciado este sábado con motivo del 14.º aniversario de la muerte del antiguo líder de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Yaser Arafat, Abás ha reiterado su rechazo al “acuerdo del siglo” propuesto por la Administración de EE.UU., presidida por Donald Trump, afirmando que aún no se acaba “la conspiración” que comenzó con la Declaración de Balfour en 1917.

“(Al-Quds) Jerusalén Este, con toda su gente, instituciones y sitios sagrados cristianos e islámicos es la capital de nuestro Estado”, ha insistido el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), conforme recoge la agencia palestina WAFA.

El responsable palestino también ha remarcado que nadie puede denegar el derecho al retorno de los refugiados palestinos, minar la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWA, por sus siglas en inglés), cuestionar el número de refugiados o destruir “la causa palestina”.

Jerusalén Este, con toda su gente, instituciones y sitios sagrados cristianos e islámicos es la capital de nuestro Estado”, ha insistido el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás.

 

“Nuestra unidad nacional es lo más precioso que tenemos, y es nuestra arma más poderosa para enfrentar los proyectos y las conspiraciones que se están gestando contra nuestra causa nacional. Los intentos de separar Gaza de la patria no pasarán”, ha insistido Abás.

Entretanto, el canal 10 del régimen de Israel, citando al enviado de la Casa Blanca para Oriente Medio, Jason Grenblatt, ha informado este sábado de que Washington dará a conocer “pronto” el esperado “acuerdo del siglo” para finalizar el conflicto israelo-palestino.

De acuerdo con informes, el plan rechazaría el derecho al retorno de los refugiados palestinos expulsados de sus tierras tras la formación del régimen israelí en 1948, entre otras medidas pro-israelíes.

Desde un principio, las autoridades palestinas denunciaron la iniciativa, tachándola de “bofetada del siglo” y de un supuesto plan de paz que ultima EE.UU. con Israel para destruir el proyecto nacional palestino.

Además, los palestinos han rechazado que Washington siga como mediador para la paz, después de que el inquilino de la Casa Blanca reconociera Al-Quds como capital israelí y trasladara su embajada a la urbe a pesar del rechazo y las advertencias a nivel internacional.

mjs/ncl/alg/mkh

Comentarios