Publicada: martes, 28 de agosto de 2018 11:10

EE.UU. usó diversos métodos para agredir a Irán estos 39 años, cuando los iraníes eligieron el modelo islámico, y ahora arremete en las redes sociales.

Pero, repasemos algunos hitos para contextualizar lo que ha ocurrido con el bloqueo de cuentas en las redes sociales iraníes, ya que la empresa Google notificó el cierre de canales de difusión del país persa, ataques perpetrados desde las entrañas del régimen de Donald Trump.

Las agresiones occidentales oscilan desde, ataques militares (como el fracaso estadounidense en las arenas del desierto iraní de Tabas), la imposición de una guerra contra Irán; para lo cual emplearon al régimen tiránico iraquí de Sadam Husein, boicots y sanciones económicas, asesinatos de líderes iraníes con atentados terroristas; perpetrados por grupo terrorista Muyahidín Jalq (MKO, por sus siglas en inglés), bloqueos económicos, reclutamiento de terroristas para agredir a la nación iraní, asesinato de científicos nucleares a manos de mercenarios pagados por el régimen israelí, y consecutivamente, hostigamientos a los medios de comunicación iraníes, los que han empleado plataformas que supuestamente se suponían de servicio público internacional, pero que resultaron en una falsedad, ya que si no sirven a los intereses occidentales y sionistas, entonces no pueden ponerse a disposición de la verdad, como en este caso, en el que Google ha mostrado su verdadero rostro de defensa corporativa política a los países imperialistas.

Esta censura se relaciona con los intentos norteamericanos, inspirados por el sionismo internacional, por ocultar sus crímenes, tapar sus fechorías y tropelías en todo el mundo, pero con especial énfasis, en desviar la verdadera cara imperialista, que es ser la marioneta de los sionistas, así como de las corporaciones armamentísticas que suministran insumos destructivos a regímenes como el israelí, wahabí-saudí, y a los extremistas wahabíes que agreden a las naciones de musulmanes bajo nombres inventados como Daesh (ISIS), para también distraer sus verdaderas naturalezas antislámicas contra los territorios islámicos, logrando engañar y confundir a la opinión pública mundial, para que supongan que todos los musulmanes los malvados.

Por este motivo, el gran pecado de HispanTV, entre otros medios iraníes, es llevar la verdad al mundo entero, hecho que molesta a quienes se creen dueños del mundo. Llevar la verdad al mundo significa denunciar y desvelar la impunidad con la que creen puede seguir actuando, llevar la verdad al mundo significa llevar dignidad para plantearla como tal donde no existe, pero existe la necesidad de que se concrete, como es el caso del drama que sufren pueblos como el palestino, el yemenita, el rohingya, el cachemir y las naciones de América Latina, que viven bajo la bota militar del neoliberalismo o de regímenes económicos a los que se les impuso a sangre y fuego la vía armada del capitalismo.

Todo el mundo, con un mínimo de decencia y de sentido común, debería condenar este hecho deleznable, no solo contra Irán y lo que representa la República Islámica de Irán en materia de apoyo a la libertad de expresión en América Latina, por ejemplo, a través de HispanTV o Parstoday.

Este es un ataque flagrante contra los derechos humanos por parte de Estados corporativos ultraneoliberales y militaristas como Estados Unidos, lo que es una afrenta a cómo se entiende el grado de libertad de expresión y el ataque contra medios independientes, hecho que registra una nueva página negra contra la libertad de expresión que tanto pregonan las naciones de Occidente, pero que cuando deben demostrar que existe dicho derecho, en la práctica se cercena, se censura y se combate, impidiendo la expresión de medios no corporativos, que buscan entregar voz a quienes no tienen voz.

Manuel Arismendi Poblete
Manuel Arismendi Poblete Analista Internacional y Responsable de la corresponsalía del canal internacional en español, HispanTV en la zona sur de Chile.

Comentarios