• Jens Stoltenberg, secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).
Publicada: martes, 6 de octubre de 2015 11:25

La OTAN ha asegurado que la incursión de los aviones rusos en el espacio aéreo de Turquía no parece un accidente.

Hubo dos violaciones (del espacio aéreo) durante el fin de semana. (…) Esas violaciones duraron mucho tiempo”, ha expresado este martes el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), Jens Stoltenberg, en rueda de prensa en la sede del organismo en Bruselas, capital de Bélgica.

Hubo dos violaciones (del espacio aéreo) durante el fin de semana. (…) Esas violaciones duraron mucho tiempo”, ha expresado Jens Stoltenberg, el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

De este modo, al calificar el hecho de “inaceptable” ha llamado al Gobierno ruso a respetar las fronteras y el espacio aéreo de Turquía que según afirma son también territorio de la alianza.

“La OTAN no ha recibido explicaciones hasta la fecha de Moscú sobre lo ocurrido más allá de lo que hemos visto en los medios de comunicación”, ha señalado Stoltenberg para luego anunciar la posibilidad del envío de “un fuerte mensaje” a los rusos para advertirles de la consecuencia de otro incidente similar.  

Asimismo, mientras ha denunciado la creciente presencia de fuerzas rusas en territorio sirio y en el Mediterráneo ha convocado de urgencia al Consejo del Atlántico Norte, el máximo órgano de decisión del organismo, tras reunirse en Bruselas con el ministro de Exteriores turco, Feridun Hadi Sinirlioglu.

Dos cazabombarderos rusos tipo Sukhoi-30 aterrizan en la base aérea rusa de la ciudad costera siria de Latakia.

 

El supuesto incidente del domingo, según el Gobierno turco, podría haber sido más serio, de confirmarse que dos cazas turcos F-16 fueron acosados a lo largo de la frontera siria por un avión MiG-29 “cuya nacionalidad no pudo identificarse (…) durante un total de 5 minutos y 40 segundos”

Ayer lunes, el Ministerio ruso de Defensa admitió el percance ocasionado al desorientarse un Su-30 a causa de las malas condiciones atmosféricas, que hicieron, según Moscú, que ese aparato entrase en el cielo turco durante unos segundos.

Ankara ha convocado al embajador de Rusia para expresarle su “fuerte protesta” por una segunda violación de su espacio aéreo durante la campaña militar antiterrorista de Moscú en Siria.

Rusia lleva a cabo desde el miércoles 30 de septiembre, por petición expresa de Damasco, una campaña de bombardeos contra posiciones de la banda takfirí EIIL (Daesh, en árabe) y otras que siembran el terror en distintas regiones de Siria.

msm/rha/mrk

Comentarios