• Escena del incendio de la mezquita Koca Sinan, Berlín, Alemania, 11 del marzo de 2018. (Foto: Anadolu Agency)
Publicada: martes, 25 de enero de 2022 16:07

La Policía alemana detiene al presunto autor de un ataque a una mezquita, lo que vuelve a sacar a la superficie el odio de grupos de extrema derecha hacia musulmanes.

Según la agencia turca de noticias Anadolu, una mezquita administrada por el Centro Cultural Islámico de la ciudad alemana de Halle fue el lunes blanco de un ataque.

El agresor es un hombre de 55 años que vive en un apartamento al otro lado de la mezquita. Los testigos presenciales lo habían visto abrir fuego contra el recinto religioso desde su casa.

Tal como indicó el comunicado de la Policía, tres balas alcanzaron las ventanas de la mezquita, pero nadie resultó herido. Los agentes policiales confiscaron dos armas, un arma larga y una pistola de gas en la residencia del atacante, se lee en el texto.

Mediante una declaración emitida en la misma jornada, el Consejo Central de Musulmanes, una organización islámica en el país germano, condenó el tiroteo precisando que se debe continuar trabajando mancomunadamente y oponerse a la hostilidad hacia el Islam, el antisemitismo y toda forma de misantropía.

 

“Afortunadamente nadie resultó herido. La Policía sigue investigando e interrogando. El odio y el racismo contra los musulmanes no están solo en palabras”, denunció el Consejo recordando que la mezquita había sido blanco de ataques similares en el pasado.

Alemania, especialmente en su parte oriental, ha registrado un aumento de actos de odio en contra de los musulmanes en los últimos años, alimentado por grupos y partidos de extrema derecha tras la afluencia masiva de refugiados a Europa.

Muchos culpan a los países occidentales por el éxodo de refugiados de sus países de origen en conflicto, donde enfrentan la violencia a manos de grupos armados respaldados por el Occidente.

Alemania tiene la población musulmana más grande de Europa occidental después de Francia. Entre los casi 4,7 millones de musulmanes del país, 3 millones son de origen turco.

El Gobierno alemán asegura que la mayoría de los ataques están vinculados a grupos y facciones políticas fascistas y de extrema derecha que odian a los migrantes, sobre todo a los musulmanes.

rth/ctl/ftn/rba

Comentarios