• El jefe del Ejército indio, el general Bipin Rawat, participa en el Día del Ejército, Nueva Delhi, 15 de enero de 2018.
Publicada: lunes, 15 de enero de 2018 18:02
Actualizada: lunes, 15 de enero de 2018 19:08

La India responderá a cualquier tipo de ‘provocaciones’ o ‘transgresiones’ en las fronteras que comparte con China y Paquistán, ha advertido el jefe del Ejército indio, el general Bipin Rawat, mientras aumenta la tensión en la región por las disputas territoriales.

En un discurso ofrecido este lunes en Nueva Delhi con ocasión del Día Nacional del Ejército, Rawat se ha referido a las “continuas violaciones” del alto el fuego realizadas por Paquistán en la frontera de facto en la disputada Cachemira, es decir la Línea de Control (LoC, por sus siglas en inglés), entre ambos países, y ha advertido de “represalias”.

“Estamos utilizando nuestro poder para dar una lección a nuestros oponentes. Continuaremos tomando represalias contra Paquistán por cualquier intento de provocación. Si nos vemos obligados, podemos incluso ir más allá de las acciones militares”, ha manifestado el general indio.

A su vez, Paquistán acusó el pasado viernes a La India de cometer 70 violaciones del alto el fuego en lo que va de 2018, con el resultado de un civil muerto y cinco heridos, y más de 1900 veces en 2017, lo que segó la vida de 52 civiles.

Estamos utilizando nuestro poder para dar una lección a nuestros oponentes. Continuaremos tomando represalias contra Paquistán por cualquier intento de provocación. Si nos vemos obligados, podemos incluso ir más allá de las acciones militares", ha manifestado el jefe del Ejército indio, el general Bipin Rawat.

            

En otro momento de sus declaraciones, Rawat ha arremetido contra China por haber violado los límites a lo largo de la Línea de Control Actual (LaC, por sus siglas en inglés), la frontera compartida entre ambos países.

Al indicar que las transgresiones ocurren regularmente, Rawat ha enfatizado que La India está trabajando para pararlas. Sin embargo, no ha explicado los detalles del plan del país para frenar estas actividades.

La tensiones territoriales entre China y La India se incrementaron a mediados de junio, cuando Pekín acusó a las tropas indias de entrar ilegalmente en su territorio con el fin de detener las obras de una carretera en la zona fronteriza de Doklam (o Donglang), disputada entre China y el país vecino Bután, que pidió ayuda a su tradicional aliado indio.

La crisis diplomática afectó muy negativamente las relaciones comunes, lo que llevó incluso a China a acusar a La India de jugar “con fuego”, lo que podía llevar a una escalada del conflicto.

ask/ctl/aaf/rba

Comentarios