• Los soldados del Ejército de EE.UU. en Irak.
Publicada: martes, 14 de enero de 2020 8:14
Actualizada: miércoles, 15 de enero de 2020 3:45

La coalición iraquí Al-Fath alerta a EE.UU. de un conflicto militar, si no acata la decisión del Parlamento de Irak sobre la salida de sus tropas del territorio iraquí.

Muhamad Salem al-Qaban,​​​​​ jefe de la coalición Al-Fath en el Parlamento de Irak, una de las facciones políticas iraquíes con mayor número de diputados, declaró el lunes que el Gobierno de Irak debe implementar las medidas necesarias para poner fin a la presencia de las tropas extranjeras en el país árabe.

El funcionario iraquí hizo alusión, de este modo, a una resolución aprobada por el Parlamento del país árabe, en la cual se pide al Gobierno de Bagdad que ponga fin a la presencia de las tropas estadounidenses en Irak en el marco de la llamada coalición anti-EIIL (Daesh, en árabe) o en cualquier otro contexto.

“Cualquier negligencia o elusión por parte de las fuerzas estadounidenses provocará indignación popular y enfrentamientos militares con ellos”, aseguró Al-Qaban al respecto.

 

En este contexto, avisó que crear desestabilización en la región del oeste de Asia perjudica las relaciones entre Estados Unidos e Irak.

Las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), por su parte, emitieron la misma jornada del lunes una declaración en la que expresaron su apoyo a la resolución del Parlamento iraquí para retirar a las fuerzas estadounidenses del país árabe.

La decisión de expulsar a los militares de EE.UU. arrancó justo después de que las fuerzas norteamericanas bombardearan el 30 de diciembre varias posiciones del Movimiento de Resistencia Islámica de Irak, conocido como Kataeb Hezbolá, que forma parte de Al-Hashad Al-Shabi, en el distrito de Al-Qaim, en la provincia de Al-Anbar (oeste).

Sin embargo, el asesinato del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, y también Abu Mahdi al-Muhandis, el ex subcomandante de Al-Hashad Al-Shabi, en el 3 de enero en un ataque realizado por Washington en Bagdad (capital iraquí), fue la gota que colmó el vaso y aceleró dicho proceso.

nlr/ktg/fmk/mkh

Comentarios