• Ronnie Brunswijk, el vicepresidente de Surinam, en el partido entre Inter Moengotapoe y Olimpia de Honduras, 21 de septiembre de 2021.
Publicada: miércoles, 22 de septiembre de 2021 15:48
Actualizada: miércoles, 22 de septiembre de 2021 16:40

Ronnie Brunswijk, vicepresidente de Surinam, a sus 60 años de edad, jugó como capitán del Inter Moengotapoe en un partido de la Liga de la Concacaf.

El sexagenario, dueño del Inter Moengotapoe, participó el martes en el encuentro ante el Olimpia de Honduras por los octavos de final de la Liga de la Confederación de América del Norte, Centro y Caribe (Concacaf) 2021-2022.

A pesar de que el encuentro terminó en goleada por 6-0 para el cuadro surinamés, el vicepresidente hizo historia por convertirse en el jugador más veterano (tiene 60 años y 198 días) en disputar un partido internacional oficial de clubes.

Aun así, probablemente no dispute el cruce de vuelta de los octavos de final, ya que no puede salir de Surinam. Esto, porque Brunswijk está fichado en la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) por delitos relacionados con el narcotráfico.

Además, según los medios locales, la vida del vicepresidente está llena de sucesos llamativos, entre ellos es padre de 50 hijos y en su juventud estuvo relacionado con el narcotráfico y fue ladrón de bancos.

Ronnie Brunswijk es conocido en Surinam por fundar el grupo paramilitar Movimiento Comando de la Jungla durante la década de 1980. Años más tarde, fue acusado de narcotráfico en Europa. Tras aquella etapa de guerrillero, este personaje se metió de lleno a la actividad empresarial y deportiva.

Brunswijk compró Inter Moengotapoe y bajo su mando el club ganó títulos locales, aunque en 2005 fue inhabilitado por cinco años debido a una mala conducta durante un partido. Tras aquel castigo, el político del Partido de Liberación General y Desarrollo ha hecho de las suyas y este martes saltó a la historia del deporte rey.

ncl/tqi/hnb